Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En 1683 se fundó una forja en la ciudad de Gaggenau en las profundidades de la Selva Negra. A medida que iba aumentando la demanda, fue adaptando su gama de productos pasando de fabricar maquinaria agrícola a finales del siglo XIX a crear y producir innovadores productos como las bicicletas Badenia y placas publicitarias de esmalte. Precisamente el dominio del arte del esmaltado adquirido por Gaggenau durante este periodo supuso la base del éxito de sus hornos esmaltados. En 1931, la empresa fue comprada por Otto von Blanquet y, en 1956, su hijo Georg, inspirado por su pasión por la gastronomía, hizo realidad su visión de una cocina modular a medida con aparatos técnicamente brillantes y de fácil manejo. Fue el nacimiento de una nueva era para Gaggenau.

Gracias a esta visión, Gaggenau se consolidó como primera marca mundial de aparatos de cocina integrados con una estética funcional y asumió el liderazgo internacional en el desarrollo de las cocinas modulares. En el diseño de sus aparatos combina una belleza y elegancia atemporales con una gran precisión en la fabricación y una enorme capacidad innovadora. Estas exigencias al diseño siguen constituyendo la base de la identidad y la filosofía de Gaggenau. También son fuente de inspiración de las celebraciones del aniversario con motivo de sus 333 años de tradición e innovación y punto de partida del viaje que Gaggenau ofrece al pasado y al futuro de su marca.

Sven Schnee, director de la marca global Gaggenau comenta al respecto: “Es increíble pensar que Gaggenau exista desde hace 333 años y que, a pesar del tiempo transcurrido, haya conservado inalterados los valores que integran la esencia de su marca. El respeto a nuestras propias exigencias en cuanto a autenticidad y calidad sin compromisos ha forjado de forma determinante la identidad de Gaggenau. Esta herencia es hoy una parte esencial de nuestro ADN. Por ello aprovechamos este aniversario para rendir homenaje tanto a nuestro pasado, como a nuestro presente y a nuestro futuro. Nos alegramos de poder presentar un innovador producto con un diseño a la vez tradicional y atemporal que tiene el potencial de convertirse en un nuevo icono.”

El aniversario se celebra en todo el mundo bajo el lema “333 años de tradición e innovación” y cada mercado lo recogerá en sus eventos añadiendo temas locales.

El futuro de Gaggenau comenzó hace 333 años. 2016 supone un momento decisivo de su recorrido futuro.