Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Intermarché es una de las cadenas europeas de supermercados más potentes en Francia, con más de un 14% de cuota de mercado y alrededor de 2.300 puntos de venta. Reconocida en Europa como la nº1 de la distribución independiente, es la 3ª en el orden mundial. Desde 1972 esta organización que atiende al nombre de “Los mosqueteros” ha basado su crecimiento en incorporar a su cadena a comerciantes locales pero de una manera democrática, involucrando a todos los propietarios en la toma de decisiones.

Su estrategia está basada en ofrecer productos de proximidad a precios muy competitivos con una especial atención de servicio al cliente. Cada supermercado es independiente y puede decidir cuáles son los cambios o las innovaciones que quiere introducir en su comercio. En el caso de Fronton, su propietaria Mme Neyrolles, ha buscado para su nuevo supermercado la tecnología más moderna y ha confiado en Cubispot para la realización del proyecto, el fabricante francés de luminarias que ha dado forma a las necesidades del cliente en colaboración con GE Lighting.

EL RETO

“Intermarché nos planteó dos premisas básicas: por un lado quería una iluminación que no le diera problemas y que tuviera la máxima calidad y duración; y por otro era
imprescindible que las nuevas luminarias ofrecieran un ahorro energético considerable”, afirma Patricia Cazalens, responsable comercial de Cubispot.

Un supermercado es un lugar de paso continuo donde cada vez más es necesario facilitar la vida al comprador. Para este proyecto el cliente no quería interrumpir el proceso de compra con incómodas operaciones de mantenimiento que les obligaran a cerrar momentáneamente algún pasillo o zona del supermercado. El servicio al cliente es parte primordial de la filosofía de Intermarché y todos los elementos deben converger para su éxito.

En segundo lugar el ahorro energético era también obligatorio. La tecnología permite hoy en día, gracias a la iluminación LED, obtener unos consumos por luminaria extremadamente bajos en comparación con la iluminación tradicional.

LA SOLUCIÓN

La solución fue el módulo completo Infusion de GE Lighting. Con él se conseguía un proyecto que permitía un concepto decorativo gracias a su modularidad y al mismo tiempo cumplían todos los requisitos técnicos que el cliente iba buscando: larga vida del producto, bajo consumo y gran calidad de la luz.

La solución Infusion se instaló en tresáreas donde el objetivo principal era destacar los productos de la manera más real posible: moda, vino y producto fresco (frutas y verduras). El altísimo IRC de la solución Infusion >90 y su amplia gama de lúmenes fueron algunas de las características clave a la hora de elegirla ya que aumenta la flexibilidad del proyecto y permite modificarlo en función de las necesidades del espacio sin tener que modificar la luminaria completa.

Desarrollados por GE Lighting para satisfacer la creciente demanda de flexibilidad entre sus clientes, estos módulos son fácilmente reemplazables gracias a su sistema de un simple giro. Los usuarios pueden alternar losángulos de enfoque o la cantidad de flujo lumínico para adaptarse a las necesidades de cambio que requiera cualquier espacio. Las soluciones se adaptan a las posibles mejoras del producto de cara al futuro y no implican la necesidad de volver a cambiar las instalaciones.

La tecnología de los módulos Infusion es una de las soluciones LED más flexibles del mercado y está especialmente diseñada para entornos retail. Una solución avalada por los más de 200 años de GE Lighting en el sector de la iluminación.