Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Los malos olores a veces nos privan de ese confort y disfrute que se busca en el cuarto de baño, un espacio que ha dejado de ser puramente funcional y se ha convertido en una habitación de la casa donde disfrutar de momentos de relax e intimidad en un entorno necesariamente agradable.

Siguiendo con su apuesta por mejorar la calidad de vida en el baño, Geberit ha dado con la solución perfecta para que el aire del cuarto de baño esté siempre limpio y desprenda un aroma agradable: el sistema de extracción de olores Geberit DuoFresh. Un soplo de aire fresco elimina los olores directamente desde el inodoro mediante un filtro de carbón activo, garantizando que el aire esté completamente limpio antes de devolverlo al baño. Al actuar directamente en el foco del problema, esta solución hace que el olor desagradable no simplemente sea enmascarado con ambientadores de cualquier tipo sino que se limpia en su totalidad.

Como la tecnología en las cisternas empotradas de Geberit, aquí el secreto también está oculto detrás de la pared y lo único que queda a la vista es el pulsador. El extractor de olores se activa pulsando un botón discretamente situado en el Pulsador Geberit Sigma40 y se apaga automáticamente al cabo de diez minutos. Al conectar el interruptor incorporado en el pulsador de descarga, se activa un silencioso ventilador que extrae los olores a través del inodoro y los traslada hasta la posición del pulsador donde el filtro de carbón activo limpia el aire con olores y lo devuelve al baño como aire limpio y sin olor. El pulsador Sigma40 está disponible en varios acabados en vidrio, como blanco, umbra, negro o alpino, para adaptarse al gusto del consumidor.

Además de ser una solución fácil de utilizar y con tecnología oculta a la vista, Geberit DuoFresh no supone ninguna complicación a la hora de instalarse, solo es necesario tener una conexión eléctrica junto al inodoro. El filtro de carbón activo y los mecanismos de la cisterna son fácilmente accesibles a través del pulsador de descarga.

Geberit es el primer fabricante en innovar con este sistema que extrae los malos olores directamente desde la taza del inodoro, silenciosamente. Una solución galardonada con el premio Design Plus de ISH al “Mejor producto del año 2011”, por su excelente funcionalidad y estética.

Queda demostrado que deshacerse de los malos olores ahora es mucho más sencillo y eficiente. Geberit DuoFresh supera considerablemente los métodos convencionales en todos los sentidos, también en eficiencia energética, y se convierte así en un aliado indispensable de la cisterna empotrada a la hora de reformar el baño, producto estrella de la firma suiza.

Instalación adaptada al futuro de los inodoros

Los inodoros avanzan y evolucionan, y Geberit se anticipa a las necesidades futuras con recomendaciones en cuanto a instalación de bastidores. El baño tiene que estar preparado para nuevas necesidades y tendencias que el tiempo traerá consigo, como la existencia de una conexión eléctrica junto al inodoro.

Todo son ventajas para instalar bastidores para inodoros suspendidos con un adaptador para extracción de olores. La unidad de extracción de olores y el filtro de carbón activo son de fácil acceso y están integrados en el Pulsador Geberit Sigma40. Este pulsador debe instalarse junto con el Bastidor Geberit DuoFresh con cisterna empotrada Sigma de 12 cm. Este bastidor viene ya equipado con un tubo para conectar la unidad de extracción de olores que se encuentra en el pulsador y de esta forma. También viene ya preparado para facilitar al instalador la instalación de la conexión eléctrica necesaria para hacer que el sistema funcione.

Además, la cisterna incorpora los beneficios de cualquier cisterna empotrada Geberit, con su alta calidad ya contrastada después de más de 50 años fabricando este tipo de productos, ser el líder europes en el sector del baño, su garantía de 10 años y la disponibilidad de recambios garantizado durante al menos 25. La instalación es prácticamente igual a la de una cisterna empotrada Geberit cualquiera tan solo requiere una conexión eléctrica junto el inodoro, y los costes adicionales asociados a esta instalación son mínimos.