Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El complejo, que incluye los accesos, un núcleo central de servicios, departamentos de administración, espacios deportivos polivalentes, piscinas y pabellón, dispondrá de control de la luz a partir de lamas de 4,31m, accionadas por motores lineales con receptor de radio, emisores RTS y kit solaris automáticos de viento y sol.

El proyecto, diseñado por el estudio Puyol Arquitectura, se encuentra desarrollado en una primera fase, que ocupa la mitad de la parcela total prevista, y se prevé que entre en funcionamiento en un breve espacio de tiempo.

El sistema de celosía elegido, que ha sido anclado a la fachada mediante soportes de acero, se presenta en una combinación de colores rojo, blanco, naranja y amarillo, con el objetivo de dotar al edificio de singularidad y dinamismo. Además, los más de 300m2 instalados ofrecen garantías de eficiencia energética, dotando a su interior de un control térmico eficiente, de acuerdo con la actividad prevista en su interior.