Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La última edición de Architect@Work celebrada en Madrid ha servido de escaparate internacional para la presentación de Graphenglass, el primer grafeno compacto de producción industrial orientado a los sectores de la arquitectura y el interiorismo. Este material constructivo supone un avance tecnológico pionero ya que abre un nuevo mundo de posibilidades ligadas a la vanguardia, el diseño y la creatividad en el ámbito de la construcción y la arquitectura.

El grafeno compacto se implanta en el mercado a partir de módulos de celosías que se combinan y articulan para crear genuinos separadores de espacios y dobles pieles en edificios. En el exterior, a partir de diferentes módulos, permite crear fachadas ventiladas que actúan como protector solar y abren todo un nuevo universo creativo al diseño exterior de los edificios, incorporando el color negro en su estética final.

A partir de un proceso exclusivo de síntesis y adición de las estructuras nanométricas del grafeno, la compañía castellonense Graphenglass ha logrado crear este material, único por su combinación de versatilidad, flexibilidad y resistencia, incluso en las condiciones más extremas. Es ignífugo, repele cualquier líquido, impide la proliferación de bacterias, es sostenible y reciclable.

“En Graphenglass llevamos años trabajando a nivel técnico y científico para aplicar el grafeno en la transformación de materiales tradicionales. El grafeno compacto es el primer resultado de nuestro laboratorio, que colabora con centros de investigación avanzada de disciplinas de modo que abarcamos desde la Física y la Ciencia de los Materiales hasta el desarrollo de aplicaciones en áreas como el textil, súper aleaciones de metal o materiales compactos. Es apasionante, gracias a sus inigualables propiedades, el grafeno puede resolver problemas que hasta ahora han sido irresolubles. Con el Grafeno Compacto, aportamos un material a la arquitectura que le va a permitir hacer cosas que hasta hoy no eran posibles, y esto a su vez permitirá ver nuevos y sorprendentes proyectos aplicando nuestras soluciones. Sus propiedades técnicas permiten generar formas curvas y complejas, con volumen y con especificaciones técnicas inigualables hasta el momento en el ámbito de la arquitectura”, explica Javier Heredia, CTO del proyecto.

Con esta primera aplicación, Graphenglass logra responder a la necesidad de construcción de edificios más eficientes, sostenibles y con mayor libertad para el diseño de formas orgánicas y volumétricas en las fachadas. Una solución que aporta novedades funcionales y estéticas a la arquitectura y al interiorismo, atendiendo al cumplimiento de las normativas más exigentes en materia medioambiental.

La primera aplicación de Graphenglass consiste en sistemas constructivos funcionales y versátiles a partir de piezas modulares que forman celosías con formas orgánicas y volumétricas. Celosías que recuperan este elemento arquitectónico tradicional que se usa tanto en fachadas de edificios como en la decoración de ambientes. Diseñadas por el estudio de diseño Alegre Design, Grapheglass ha presentado dos series: Architectural y Ambient.

La serie Architectural tiene su aplicación como elemento de protección solar en la fachada de edificios, aportando un nuevo recurso a la arquitectura para la mejora de la eficiencia energética y sostenibilidad de los edificios, complementando esta función técnica con una estética vanguardista del edificio. Los modelos Wind y Organic Architectural son los primeros de esta familia de productos.

La serie Ambient aporta una solución innovadora que consiste en módulos que, conectados entre sí, elevan muros de celosía con formas y figuras ilimitadas que pueden ser instalados como divisorias de espacios tanto interiores como exteriores. Los modelos Twist y Organic Ambient son las dos primeras composiciones de esta serie.

El grafeno compacto es la punta de lanza de un sólido proyecto de I+D+i, constante y de largo recorrido, que tiene por objetivo obtener materiales avanzados que se puedan aplicar a distintas industrias aprovechando sus características singulares.