Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Groupe Atlantic hace una reflexión sobre los últimos doce meses de 2012 y adelanta claves y cambios para 2013, un año en el que las renovables prometen dejar de lado su periodo de hibernación para posicionarse como respuesta eficiente dentro del nuevo marco legislativo y como solución al despilfarro energético.

La compañía, que cerró el 2012 como líder del mercado galo, afianzando posiciones en nuestro país. Las energías renovables y las sustituciones de equipos se convirtieron en los revulsivos, representando más del 30% del total de las ventas del año.

Los verdaderos protagonistas energéticos

La campaña estrella del pasado año, en concreto del último trimestre, fue sin duda la de aerotermia y bombas de calor. Gracias a esta campaña, la marca alcanzó un crecimiento de ventas del 140% respecto el mismo periodo de 2011. De este modo, Groupe Atlantic termina el año posicionándose como marca abanderada de la energía aerotérmica, en gran parte debido a la buena acogida de Alféa, una bomba de calor para calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria.

En la apuesta por mantener una postura responsable con el medio ambiente, la compañía ha conseguido reducir las emisiones de CO2 de sus productos, aliándose con el famoso objetivo 2020 y la normativa vigente. Al mismo tiempo que esta declaración de intenciones se ponía en marcha, Groupe Atlantic lanzaba su calculadora del ahorro, permitiendo a los usuarios descubrir cómo ahorrar al final de mes siendo más eficientes energéticamente.

Por su parte, 2013 promete continuar centrando su interés en la consecución de la eficiencia energética responsable, lo que nos permitirá hablar no sólo de nuevas renovables por explotar sino también de equipos e instalaciones híbridos donde el mix energético será la clave en materia de confort y ahorro.