Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Grupo Cosentino, líder mundial en la producción y distribución de superficies de cuarzo, piedra natural y superficies recicladas, ha patrocinado «Proyecto Express», un novedoso concurso de ideas sobre Arquitectura, con el que se ha dado solución a una problemática urbana concreta de la ciudad de Madrid.
«Proyecto Express» es un concurso organizado por ASA (Asociación Sostenibilidad y Arquitectura), los arquitectos Dolores Victoria Ruiz Garrido y Juan José Ruiz Martín del estudio Semisótano rgrm y Roca Madrid Gallery. Asimismo, ha contado con el patrocinio de Grupo Cosentino y Fundación Inquietarte.

El concurso, que se llevó a cabo el pasado sábado 14 de abril, tuvo una gran acogida y ha sobrepasado cualquier expectativa debido a que unos 120 equipos se inscribieron para formar parte de la convocatoria.

El lugar físico en el que se desarrolló el concurso fue la Roca Gallery de Madrid hasta la que acudieron más de 40 arquitectos y estudiantes para trabajar de forma presencial. La convocatoria fue seguida también por internet (www.arquitecturaysostenibles.com) en toda la geografía española e incluso desde México e Italia.
«Proyecto Express» ha supuesto un formato totalmente nuevo en el mundo de la arquitectura. Se desconocía hasta esa misma mañana, el lugar sobre el que los participantes debían intervenir, y se les comunicó de forma simultánea vía on-line y presencial. A partir de ahí, todos los participantes contaron con 12 horas para desarrollar sus trabajos. El fallo del concurso se produjo esa misma noche a las 00:30 horas.

Finalmente, de los 70 trabajos presentados, el ganador del único premio establecido, dotado con 1.000 euros, fue el de los arquitectos, Verónica Sánchez Carrera y Alejandro del Castillo Sánchez, de Nundo Arquitectos.

En la información aportada a los concursantes se incluía una encuesta realizada a los vecinos de la zona a estudiar, un amplio reportaje fotográfico y planimetría. Dentro del jurado se contó con la presencia del arquitecto urbanista, Francisco L. Groll, quien aportó la visión de los vecinos del barrio seleccionado.

El espacio que la organización selección para esta primera edición de «Proyecto Express» fue el formado por Los Jardines de la Basílica Hispanoamericana de la Merced. Este espacio, presidido por la iglesia proyectada por F. Javier Sainz de Oiza en 1948 e inaugurada en 1966, está totalmente fragmentado, con graves problemas de tráfico que no fomentan ni la estancia ni el tránsito en esta zona.

Con este concurso se buscaba la aportación de nuevas ideas para dar solución a este problema urbano, de la forma más sencilla, rápida y bajo criterios sostenibles.

Según el jurado, la propuesta ganadora ha entendiendo la Basílica como hito urbano, otorgándole protagonismo y aportándole una solución urbana integradora. Ha mostrado una alta valoración de las preexistencias y actúa de forma positiva sobre el tráfico, limitándolo y posibilitando la circulación de los peatones. El proyecto ha considerado la sostenibilidad desde la cultura y a través de sus otros tres criterios básicos (medioambiental, económico y social), incidiendo en la idea de que el entorno es el tema principal a resolver, y que la sostenibilidad puede muy bien ser estudiada y mejorada en esta escala con intervenciones sencillas y no necesariamente con grandes gestos