Escrito por Proyectos de Edificación

Hospital Rey Juan Carlos, Móstoles

Compartir

El nuevo Hospital Rey Juan Carlos, ubicado en la localidad madrileña de Móstoles,es un edificio construido por el estudio de Rafael de La-Hoz cuyo diseño busca responder al programa funcional dando especial importancia a la escala humana, el control del soleamiento y la calidad de los espacios destinados a enfermos y familiares. El nuevo hospital está formado por dos elementos vinculados: un zócalo estructurado en tres módulos paralelos que aloja las unidades asistenciales, ambulatorio, diagnóstico y tratamiento y, sobre él, dos coronas de forma ovalada, visibles desde la autopista de acceso principal al complejo, destinadas a las unidades de hospitalización.


Compartir
Compartir

Los recientes proyectos hospitalarios llevados a cabo por el estudio de Rafael de La-Hoz, atienden de forma eficaz al ciudadano, y lo hacen en espacios arquitectónicos innecesariamente dramáticos y depresivos. Su probada eficacia es la causa de su repetitividad, de forma que hace más de un cuarto de siglo que todos son iguales.

La propuesta del estudio es transformar al ciudadano en cliente, para un nuevo tipo de hospital, en el que además de atenderle con la probada eficacia de nuestro sistema profesional médico, pueda sentirse en todo momento el centro de todo cuidado, de toda atención.

Este nuevo modelo de hospital que se propone, utiliza para ello tres elementos básicos: la eficacia, la luz y el silencio. Lo mejor de la arquitectura hospitalaria y lo mejor de la arquitectura residencial. Conceptualmente pues, el nuevo hospital se dispone sobre un zócalo que aloja las unidades asistenciales, ambulatorio, diagnóstico y tratamiento. Estructurado según tres módulos o edificios paralelos, que recogen lo mejor de las estructuras matriciales hospitalarias; flexibilidad, ampliación, claridad funcional y circulaciones de carácter horizontal.

Sobre esta estructura se disponen dos unidades de hospitalización, dos coronas ovaladas trazadas con amables curvas que se alejan sensorialmente de las depresivas formas residenciales del “bloque pastilla” racionalista, y se inspiran en lo mejor de la arquitectura reciente residencial: eliminación de pasillos y por tanto de ruido, circulaciones concéntricas,
luz y silencio en torno a un atrio común.

Dos conceptos funcionales espaciales, zócalo y corona, que se vinculan para formar una nueva arquitectura, en un modelo que ofrezca a los profesionales la oportunidad de tratar
y a los ciudadanos, de ser tratados en un ambiente en el que la luz natural y el silencio resulten terapéuticos.

La presente propuesta tiene como punto de partida los requisitos funcionales reflejados en el pliego del concurso realizado por la Consejería de Sanidad sobre la demanda de servicios, entre ellos consultas, urgencias e intervenciones ambulatorias, así como sobre las características demográficas, patrones socioeconómicos y frecuencia de requerimiento de atenciones, y fórmulas organizativas de gestión.

Ver reportaje completo >>>>


Compartir
Close