Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La iluminación se ha convertido en algo fundamental en el espacio y la arquitectura. Así como cada edificio logra ser diferente de acuerdo a los códigos de su entorno, la iluminación estará orientada a modificar la expresión del espacio, interviniendo en la estética, el ambiente y las emociones del usuario.

De esta manera, una adecuada iluminación, tanto natural como artificial, ya no es un propósito a cumplir por el proyectista, sino que se trata de una obligación.

Por ello, en la actualidad, al llevar a cabo un proyecto, aparte de todos los aspectos que se deben tener en cuenta, es preciso atender a fuentes de luz naturales y artificiales simultáneamente. De este modo, la iluminación artificial será un claro protagonista a tono con el espacio y los objetos, pero durante el día, la decoración y el espacio deben proporcionar el mejor aprovechamiento de las fuentes de luz natural de que se dispongan.

En esencia, la iluminación debe orientarse al uso de cada espacio (funcionalidad) y su programa de uso, teniendo en cuenta la totalidad del espacio arquitectónico en la que se desarrolla (representatividad). Dependiendo de las características funcionales, técnicas y estéticas, se establecerán unos requisitos de iluminación para cada espacio, que se resolverán a través de un proyecto de iluminación que deberá estar íntimamente relacionado con el proyecto de arquitectura.

En este aspecto, se llega a la conclusión de la importancia que tiene la iluminación en un proyecto, de hecho, a través de una correcta iluminación, se pueden destacar aspectos del edificio, señalando sus formas y marcando los espacios que se deseen.

Evolución de la iluminación

El alumbrado ha sufrido en el último lustro una revolución como nunca antes había sufrido desde el uso de la electricidad. ?El sector de la iluminación ha evolucionado favorablemente en los últimos años, avanzando en cuanto a tecnología y sostenibilidad, innovación en diseño y uso de materiales y acabados?, concreta David Jané, General Manager de Milan Iluminación. ?Es quizá la partida que más importancia relativa está ganando en los proyectos de arquitectura. Cada vez es más esencial en la definición de un proyecto, ya que determina, con mucho, cómo será la percepción y la vivencia de un espacio, un edificio, un lugar??, describe Luis Latras, CEO de Arkoslight.

Así pues, la evolución tecnológica de nuevas fuentes de luz ha propiciado el reemplazo de las antiguas luminarias, basadas en lámparas de descarga, por nuevas con fuentes de luz en estado sólido como nuevo motor fotométrico. ?Dicha evolución se ha dado principalmente en eficiencia, viene propiciada por la incursión del LED, que ha marcado una sustitución de tecnologías a nivel mundial?, especifica Miguel Ángel Ramos, Projects & Systems Manager de Schréder Socelec.

Del mismo modo, Alberto Alonso, Director Comercial de MM Contact, precisa que ?el paso más importante que se ha producido es la eficiencia energética, con la introducción de nuevas tecnologías como el LED y la domótica?. ?El LED tiene unas características perfectas para la innovación, flexibilidad tecnológica, tiene un gran potencial y cada día aparecen nuevas mejoras. Las posibles aplicaciones del LED son casi ilimitadas, nuevas ideas se van desarrollando para cubrir las necesidades de los usuarios. La tecnología y las nuevas aplicaciones están estrechamente conectadas a nuevas posibilidades en el diseño, y sólo una fracción de las posibilidades se han realizado hasta ahora. Se deben considerar estas 3 áreas de innovación del LED para aprovechar al máximo las nuevas oportunidades?, añade Jose Antonio Díaz, Director de Deluxe Lighting.

Ver reportaje completo >>>>