Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Ingersoll Rand ha creado la gama de unidades EcoWise™ basados en refrigerantes de bajo PCA y de próxima generación NO INFLAMABLES., diseñada para reducir el impacto medioambiental gracias al uso de refrigerantes de próxima generación con un bajo potencial de calentamiento atmosférico (PCA) y a un funcionamiento de elevada eficiencia.

La enfriadora de condensación por aire y compresor de tornillo Sintesis™ de Trane, de eficiencia superior, ofrece un nivel sonoro reducido y brinda a los clientes la posibilidad de trabajar con refrigerantes con un bajo PCA de próxima generación, como el Opteon® XP10 (R-513A) de DuPont™ o el R-134a. Después de que la empresa anunciase el pasado 26 de enero que la enfriadora Sintesis™ de Trane con la opción del nuevo refrigerante estaría disponible en Norteamérica y Latinoamérica en junio de este mismo año, ahora esta opción también estará disponible en Europa, Oriente Medio y África a partir de julio de 2015.

La enfriadora CenTraVac de la series E™ de Trane es unaunidad de gran capacidad que emplea el mismo diseño de baja presión en el que se basan las enfriadoras CenTraVac actuales junto con un refrigerante de próxima generación con un bajo PCA, el Honeywell Solstice™ zd (R-1233zd(E)). Esta unidad, que ofrece hasta un 10% más de eficiencia energética que la siguiente mejor enfriadora centrífuga disponible en la actualidad, se encuentra disponible en Europa, Oriente Medio y otros 50 mercados más, incluido el japonés.

Nuestro compromiso climático
Ingersoll Rand se ha comprometido en la resolución de algunos de los desafíos más urgentes del mundo, entre los que se incluyen la insostenible demanda de recursos energéticos y su impacto medioambiental.

Con el fin de crear un futuro sostenible, Ingersoll Rand presentó un exigente compromiso climático en septiembre de 2014: una hoja de ruta diseñada para aumentar de modo significativo la eficiencia energética y reducir el impacto medioambiental de nuestras operaciones y nuestra gama de productos para 2030 (con hitos intermedios en 2020). Nuestro compromiso climático se basa en tres principios:

  • Una reducción del 50% en el potencial directo de gases de efecto invernadero de nuestros productos de HVAC para 2030.
  • Una reducción del 35% en la huella de gases de efecto invernadero de nuestras operaciones para 2020.
  • Una inversión de 500 millones de dólares en investigación y desarrollo de productos durante los próximos 5 años para financiar la reducción a largo plazo de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Este compromiso beneficia tanto al medio ambiente como a nuestros clientes, ya que les ofertaremos productos más sostenibles, mejoraremos nuestra huella operativa a escala global y seguiremos desarrollando opciones con menores emisiones de gases de efecto invernadero en zonas donde todavía no existen. Dicho compromiso evitará, aproximadamente, la emisión de 20.850.000 millones de toneladas métricas de CO2e a escala global para 2020, el equivalente a la energía utilizada por casi 2 millones de hogares durante todo un año.