Escrito por Nuevos Materiales

Innovación y sostenibilidad con las soluciones de geotermia de Rehau

Compartir

Sin duda, la necesidad de conservar los recursos naturales y preservar el planeta ha aumentado considerablemente en estos últimos años y, como ya se ha comprobado, utilizar energías renovables es fundamental para cuidar del medio ambiente. Por ello, la geotermia; un tipo de energía sostenible obtenida a través del calor existente en el interior de la Tierra, es cada vez más utilizada en proyectos de todo tipo.

Concretamente, el interior de la corteza terrestre está formado por un tipo de roca líquida de elevada temperatura conocida como magma y, de este modo, la energía geotérmica representa el aprovechamiento de este calor para la generación de electricidad, agua caliente, sistemas de calefacción y refrescamiento, entre otros. Además, la utilización de la energía geotérmica para la climatización de edificios (tanto calefacción como refrescamiento) es una gran inversión con visión de futuro gracias a su infinidad de beneficios para el planeta.

Al ritmo de este crecimiento, también se han desarrollado y empleado nuevos materiales con características y prestaciones técnicas notablemente mejoradas. Además, éstos ofrecen nuevas posibilidades de aplicación en comparación con los materiales convencionales para tubo PE- 80/PE-100. Como característica a destacar encontramos la utilización de polietileno reticulado, PE-Xa, tanto en las sondas como en los colectores geotérmicos. Sin duda, este material ofrece una infinidad de ventajas en cuanto a resistencia a la tensofisuración y a las cargas puntuales con respecto al PE.  Asimismo, gracias a su resistencia a las altas temperaturas de hasta 95 °C, las sondas geotérmicas de polietileno reticulado permiten la instalación de acumuladores de sonda geotérmica y la inyección al subsuelo del calor sobrante procedente de una instalación solar.

Actualmente, se utilizan los circuitos cerrados “Closed loop installations” para la captación de la energía geotérmica. Un sistema que mezcla glicol-agua y asume en los mismos la función de fluido calorportador. Debido al desarrollo de este tipo de obtención de energía, la constante evolución y el perfeccionamiento de los materiales poliolefínicos hace posible que la fabricación de las sondas geotérmicas sea cada vez más segura y con mayor rendimiento. Cabe destacar que todos estos materiales deben ser sometidos a un control exhaustivo de las autoridades de inspección de obras, es decir, todas las sondas geotérmicas enterradas deben haber sido homologadas para su utilización por un laboratorio de ensayos acreditados y deben estar sometidas a un control de calidad externo continuo.

Por otro lado, es importante ser conscientes de la gran presión y esfuerzo a la que se ven sometidos estos sistemas de tubos geotérmicos. Aunque la calidad de los materiales utilizados para fabricar la sonda es fundamental hay otros muchos factores que se deben tener en cuenta para el buen funcionamiento del sistema, como por ejemplo el método de colocación escogido, el subsuelo circundante, el contacto con aguas freáticas, la profundidad elegida o el material de relleno. Todos estos son factores que facilitan o dificultan la colocación de la sonda, así como su durabilidad.

Centrándonos en las sondas geotérmicas, se comprueba que existen varios tipos de materiales para la fabricación de éstas; desde las sondas más sencillas de PE-100 hasta la actual y moderna sonda PE-Xa, fabricada con polietileno reticulado, que ofrece grandes ventajas y beneficios.

En definitiva, REHAU; comprometido con soluciones innovadoras que protejan el medio ambiente, ha desarrollado la sonda geotérmica RAUGEO PE-Xa Green. La única sonda geotérmica en el mercado que no precisa de ninguna unión soldada en el pie de la misma. En concreto, la impulsión y el retorno de la sonda RAUGEO PE-Xa se producen en un tubo continuo y curvado, ubicado en el pie de la sonda, elaborado mediante un método de fabricación especial e inyectado en resina de poliéster reforzada con fibra de vidrio para mayor protección. Además, gracias a las propiedades especiales del material, el tubo que conduce el medio calorportador es altamente resistente a la formación de muescas y estrías, así como a las cargas puntuales, y se complementa con una capa exterior rugosa haciendo que el material de relleno se ajuste de forma especialmente estanca a la sonda. Por este motivo, el agua no se filtra a la siguiente capa del subsuelo a través del tubo, alcanzando así máximos rendimientos térmicos y convirtiéndolo a el sistema más seguro y fiable del momento.

Concretamente, las sondas geotérmicas más seguras y actuales del momento son las sondas geotérmicas verticales fabricadas en PE resistentes específicamente al crecimiento lento de grietas; las PE-100 RC “Resistant to Crack”. Por ello, debido a infinidad de factores y gracias a estudios que lo refutan, La PE-Xa; constituida fundamentalmente por polietileno reticulado, es la mejor opción gracias al grado de seguridad y resistencia que ofrece, a la gran flexibilidad y al alto grado de reticulación y tenacidad, que no requiere ninguna protección exterior adicional. Todo ello hace que las sondas PE-Xa se hayan consolidado como un gran sistema de geotermia de gama alta que se sitúa muy por encima de sus predecesoras y que afianza el presente y futuro de la geotermia.

REHAU se presenta, así como impulsor de innovaciones en tecnologías que ahorran en recursos, promoviendo la utilización de materiales respetuosos con el medio ambiente para el sector de la construcción y consolidándose como un referente gracias a sus soluciones en geotermia; una de las formas más ecológicas de aprovechar las energías renovables.


Compartir
Close