Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La calidad de la climatización de un edificio comienza mucho antes del momento en el que se ejecuta la instalación. Antes de eso, hay un importante proceso de diseño y proyección, donde la selección del sistema empleado será muy importante. Y también es muy relevante el sistema de control, que servirá para que posteriormente se pueda obtener el mejor rendimiento de la instalación.

“La coordinación e interacción entre los equipos de climatización y el resto de los componentes de la instalación es importantísima. Todas las unidades tienen unos márgenes de funcionamiento delimitados y unas zonas en las que su funcionamiento es más eficiente, a la vez que aseguran un alto rendimiento y que disponen de una mayor durabilidad en sus componentes.

Un diseño adecuado de la instalación, una ejecución correcta de la misma, siguiendo las indicaciones de los fabricantes, y un sistema de gestión completo y bien definido, asegurarán un funcionamiento satisfactorio de las instalaciones de climatización en lo que respecta al confort, la salubridad y los costes de operación, así como un mantenimiento reducido y una mayor fiabilidad de los equipos. Para ello, es fundamental que en la fase de proyecto se realicen los cálculos adecuadamente y se definan con meticulosidad los equipos que van a componer la instalación”, explica Manuel Herrero, Adjunto a la Dirección General de la Asociación de Fabricantes de Equipos de Climatización (AFEC).
Igualmente, Santiago González Marbán, Director de la Oficina Técnica de Daikin, indica que “el diseño y dimensiones de los equipos también influyen a la hora de ejecutar un proyecto de climatización.

El hecho de que sean equipos modulares y compactos, que incluyan paneles de control intuitivos y fáciles de manejar son aspectos que están adquiriendo cada vez un mayor peso, puesto que también inciden directamente en los tiempos y costes de instalación y mantenimiento de las unidades. Siguiendo esta tendencia de la búsqueda de la máxima eficiencia y rentabilidad, los sistemas de control han pasado de ser una tecnología vanguardista y casi futurista a estar presente en todo tipo de instalaciones y edificios. Esto se explica por las ventajas que aportan este tipo de tecnología en cuanto a precisión del consumo energético, medición y supervisión de las instalaciones de climatización”.

Enrique Zubizarreta, Jefe de Ventas para la Zona Centro de Lumelco, remarca que “el diseño y ejecución de la instalación es fundamental para que la instalación funcione correctamente y así poder cumplir las expectativas que el cliente tiene puestas en el sistema de climatización. En este aspecto, realizamos una labor muy representativa, ya que participamos en todas las fases de una instalación de climatización, comenzando por el análisis de las necesidades de la instalación, pasando por la elección del sistema más adecuado para la misma, hasta el asesoramiento en obra a la hora de ejecutarla, y terminando con la puesta en marcha de los sistemas. Esta fase es muy importante y no externalizamos ninguno de estos servicios. Para ello, contamos con un departamento técnico que da soporte a todas las fases de la instalación con personal propio, el cual tiene un alto grado de conocimiento de los sistemas que comercializa Mitsubishi Heavy Industries”.

Ver reportaje completo >>>>.