Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

ISOVER ha presentado su portfolio de soluciones constructivas de edificación totalmente adaptadas a construcción off-site. Conocida comúnmente como Construcción Modular o Construcción 4.0, responde a los cambios de tendencia en las necesidades de la sociedad actual y surge como un formato basado en la industrialización de los sistemas de edificación, como alternativa al sistema tradicional.

La Construcción 4.0 permite una gestión eficiente e integrada de todos los elementos y factores que intervienen en un proyecto, dando lugar a espacios altamente personalizables, flexibles y confortables para los usuarios. Además, estas herramientas incorporan a la construcción de los edificios, sistemas y diseños innovadores además de sostenibles, y con un consumo energético mínimo.

ISOVER, en línea con su compromiso con la innovación, presenta este nuevo documento que recoge la amplia variedad de sistemas capaces de adaptarse a todo tipo de proyectos. Estas propuestas abarcan, entre otros aspectos, el tratamiento de la envolvente para dotar a los edificios de un potente aislamiento térmico con el que se resuelven problemas de hermeticidad y condensaciones.

Además, las soluciones de altas prestaciones ISOVER para cubiertas y para el aislamiento de paredes exteriores del edificio, crean una barrera pasiva que permite retener el aire caliente dentro del edificio y mantener el frío fuera. Se obtiene de este modo un ahorro energético de entorno al 94%, siendo estos sistemas una de las contribuciones principales para a una edificación de consumo casi nulo.

Dentro de las propuestas que recoge este nuevo documento, el usuario también encontrará soluciones ISOVER destinadas al aislamiento acústico para el ruido, tanto proveniente del exterior, como de los vecinos, gracias a las soluciones para fachada y tabiquería. Dicho aislamiento también contribuye a la amortiguación, entre otros, del sonido aéreo y de impacto.

Otro de los puntos clave de estos productos, es que, permiten realizar un control de calidad intensivo durante la ejecución de los proyectos, lo que supone un ahorro en la inversión económica de la obra, así como una reducción en los plazos de ejecución.

Por último, ISOVER apuesta por soluciones de lana mineral dada su propiedad incombustible, siendo un material que no desprenden humos, además de evitar la propagación del fuego, ya que los exteriores de los edificios son uno de los puntos más críticos de la envolvente a la hora de evitar la extensión de incendios.