Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Según la citada norma, los estados miembros deberán tomar las medidas necesarias para garantizar que se establezcan unos requisitos mínimos de eficiencia energética, de forma que todos los edificios públicos construidos en Europa deberán ser «nearly zero energy buildings» a partir del 31 de diciembre de 2018, y a partir del 31 de diciembre de 2020 para todos los edificios de titularidad privada.

El nuevo Catálogo de Detalles Constructivos para Casas Pasivas de Isover recoge soluciones constructivas adaptadas la climatología española y al tipo de soluciones comúnmente utilizadas en nuestro país, que permiten proyectar edificios de consumo de energía casi nula de forma eficiente, técnica y económicamente viables. Todos los detalles constructivos incluidos en el nuevo manual:

– Están disponibles en formato dwg en la página web de Isover.

– Se encuentran avalados por el Passivhaus Institute.

– Integran los cálculos de transmitancia térmica para ser usados en el PHPP.

– Aseguran la eliminación de los puentes térmicos a nivel de proyecto.

Un adecuado aislamiento térmico de la envolvente del edifico es beneficioso tanto en invierno como en verano. Mediante la adopción de estas soluciones constructivas, con bajos valores de transmitancia térmica, la demanda energética del edificio alcanza los niveles especificados para las casas de consumo de energía casi nulo, donde además se tiene en cuenta la eliminación de los puentes térmicos, integrándose las imágenes isotérmicas asociadas a dichas soluciones.

Los proyectos realizados bajo los criterios de construcciones de bajo consumo energético demuestran que el aislamiento es la herramienta más rentable para reducir el consumo de energía en edificios y así disminuir la emisión de gases asociados al efecto invernadero. La demanda energética utilizada para refrigerar y calentar un edificio puede reducirse hasta un 90% utilizando técnicas y sistemas de aislamiento suficientemente probados, basados en el concepto de vivienda Multi-Confort de Isover.

El concepto de «Passive House» se desarrolló en Alemania en los años 80 y constituye una evolución de las casas de bajo consumo energético. Debido a la excelente calidad térmica de los materiales de cerramiento del edificio (paredes, ventanas y puertas), al uso de las fuentes de calor internas (procedentes de los dispositivos eléctricos que normalmente se usan en los hogares) y a la minimización de las pérdidas de ventilación con un sistema controlado con recuperación de calor, la vivienda pasiva no necesita los mecanismos de refrigeración ni calefacción convencionales. La demanda de calefacción es inferior a 15 kWh/m² al año, lo que supone una reducción de más del 90% de la media.


El concepto Multi-Comfort House de Isover es una evolución del concepto de casas pasivas y basa su esfuerzo en reducir al máximo la demanda energética de un edificio, dotar al mismo de un excelente confort acústico para los usuarios según las clases de confort acústico de Isover y garantizar la seguridad en caso de incendio.