Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Estos tres proyectos parten de trabajos realizados durante el año 2013, varios premiados en concursos públicos de ideas.Los tres proyectos tienen por objeto el diálogo entre arquitectura y política, toman en consideración los principales problemas sociales y ofrecen soluciones de diseño apropiadas para abordar temas actuales específicos.

El nombre DAT, del nombre del equipo DAT Pangea, proviene de «diseños para los territorios con valor arquitectónico» (Designs of Arquitectural Territories, en inglés). Nuestro equipo, y de cara a estos proyectos realizados para obras en España, siempre ha defendido un modo de trabajo muy implicado con las necesidades reales de los ciudadanos y de la ciudad en el momento actual.

Siempre han intentado priorizar este objetivo y tomarlo como punto de origen de todos los proyectos, creando así sencillos medios de construcción y ejecución que generen una importante reducción de costes, y una fácil comprensión del sistema en el que se encuentran, y como este se realiza, por parte de los ciudadanos como usuarios de este. Es así como se busca que los usuarios lleguen a sentirse responsables y partícipes de la arquitectura que se realiza en torno a ellos.

Proponen una arquitectura que ofrece una propuesta de diseño como resultado del medio en el que se sitúa, y quizá en numerosas ocasiones alejada de las arquitecturas del espectáculo realizadas en los últimos años en España y Europa. Algo que, el jurado de los Holcim Awards definió como arquitectura social y política, y que ellos prefieren llamar verdadera sostenibilidad, y que va más allá de «colocar paneles solares en las cubiertas».

Los tres proyectos arremeten, por ejemplo, contra las complicadas condiciones sociales de los trabajadores del sector de la agricultura en la región de Almería o contra la ausencia de parques públicos en ciudades o pueblos de la misma región, al mismo tiempo que ofrecen medidas para recuperar la función social de los espacios públicos en vecindarios de la ciudad de Madrid:

Plan de ordenamiento y reestructuración agrícola en Almería:

Un Plan de Ordenación Territorial para los 600 km2 de agricultura bajo plásticos del litoral almeriense; un plan para un territorio pobre e insalubre, carente de cualquier tipo de infraestructura social, en el que los espacios naturales van desapareciendo y cuya economía está en decadencia por un producto agrícola cada vez más devaluado por la fuerte competencia de un mundo cada vez más globalizado.

Se propone unos bancales como base de una infraestructura hidrológica y logística que reorganice el denso e insalubre tejido de la agricultura industrial con unos corredores de fauna y flora, que incrementar la calidad y la productividad de los invernaderos, al mismo tiempo que una regeneración ecológica del medio.

Parque urbano productivo en Roquetas del Mar (Almería):

Creación de un nuevo ecosistema mediante el reciclaje de las instalaciones existentes que van a desaparecer. Es así como las instalaciones existentes deberán servir como materias primas para la creación de una nueva topografía que será el soporte de dos pieles superpuestas: un sistema de riego ingenieril que permite la recogida, reciclaje y almacenamiento de agua de un modo autosuficiente, y una segunda piel que hace uso de las especies de plantas nativas. De este modo, el nuevo parque en Roquetas del Mar será el resultado de un proceso en el tiempo que de un modo autosuficiente, pues requiere bajos costes de mantenimiento, produce un ecosistema variable y cercano a sus usuarios.

Espacio temporal para la participación ciudadana en Madrid:

Arquitectura efímera relacionada con la educación libre. Un proyecto realizado de modo que pueda generar un espacio público cambiante dependiendo del lugar y las necesidades del ciudadano. El programa se puede instalar en cualquier lugar debido al bajo costo de ejecución de este, y permite un diseño arquitectónico personalizado por parte los usuarios de acuerdo a las necesidades del barrio.