Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Los últimos días del pasado año, Fermax despidió a un hombre sin el que no se puede entender la historia reciente de la marca y que ha sido pieza clave en el liderazgo. Y es que Saturnino Camaño se ha dedicado a la comercialización de esta firma durante las tres últimas décadas con un compromiso inquebrantable. Eso significa que ha vivido los momentos más importantes de expansión e internacionalización de la empresa.

Su trabajo comercial se inició en Madrid, donde fue uno de los primeros representantes de la firma y donde trabajó estrechamente junto a Fernando Maestre, actual CEO. Dispuesto siempre a poner sus habilidades al servicio de la empresa, Saturnino fue ocupando diferentes responsabilidades en elárea comercial de la empresa a lo largo de treinta y cuatro años de trabajo, terminando su andadura como Responsable de la zona Centro (Extremadura y Ciudad Real),  y de Portugal.

Si bien su valía ha estado siempre fuera de toda duda, el trabajo que ha desarrollado en Portugal ha sido la mejor muestra de su dedicación, pues ha conseguido que este sea el primer país en facturación para Fermax, solo por detrás de aquellos en los que la firma cuenta con una filial.

Claudia Torrico, responsable comercial de la zona de Madrid, asumirá la gestión comercial de Ciudad Real y Roberto Arenas, responsable zona Andalucía y Canarias, asumirá la gestión de Extremadura. En cuanto a la zona de Portugal, es Juan Campos quien toma ahora el testigo.