Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Las cualidades del CRAS han vuelto a ser puestas a prueba en una demolición llevada a cabo para ampliar el número de carriles de una autovía en Cataluña. Dado el importante caudal de tráfico que soporta la vía sobre la que se está realizando laampliación, la demolición había de llevarse a cabo sin cortes de tráfico.

La característica no explosiva del CRAS permite la realización de trabajos de demolición con una interacción mínima con el entorno, por lo que se decidió por parte de la dirección de la obra el uso del cemento expansivo fabricado por la firma alavesa Kayati SL en una parte importante del trayecto a ampliar.

Además de fabricar el cemento demoledor, Kayati ofrece a sus clientes la experiencia acumulada en centenares de proyectos de demolición, lo que permite a sus clientes contar con un apoyo técnico que permite realizar las demoliciones en poco tiempo sacando el máximo rendimiento al producto. Esta experiencia juega un papel determinante a la hora de calcular los parámetros de la perforación, la operación inicial en el proceso de demolición mediante cemento expansivo. Diámetro de perforación, profundidad de la misma, distribución de las perforaciones y distancias entre ellas son las variables que hay que combinar para realizar una demolición limpia, rápida y con un uso óptimo del producto. En el caso que nos ocupa, dadas las diferentes características del suelo a demoler en diversas zonas, se realizaron dos tipos de perforaciones: en un caso se realizó una malla de perforación de 70 cms x 70 cms y con una profundidad de 1,70m, mientras que en otra zona se realizó una malla de 80 cms x 80 cms, con una profundidad de 2,20m.

La demolición se llevó a cabo más rápidamente de lo esperado por los encargados de la obra. En dos días, la rotura causaba admiración entre los operadores de las máquinas encargadas de retirar el escombro. «Es un gustazo atacar una bancada después del trabajo hecho por CRAS», señalaba un maquinista, que lamentaba que no se hubiese usado el CRAS para realizar todas las demoliciones del proyecto de ampliación de carretera. La retirada de escombros se llevó a cabo con pasmosa facilidad tras el uso del CRAS, algo que volvió a encantar a los encargados de la limpieza tras la demolición.

La cantidad de perforaciones realizadas y la variedad del terreno en el que se llevó a cabo el trabajo ha permitido observar el comportamiento del CRAS cuando se aplica a distintos tipos de suelo. En las fotos finales de esta nota
pueden apreciarse tanto diversos tipos de rotura como el resultado final de la demolición, que resulta espectacular, facilitando el ensanchamiento de la vía sin afectar al tráfico.