Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

¿Sabías que España es el segundo país más ruidoso del mundo, después de Japón? El tráfico, las conversaciones de los vecinos o la música de los bares son la principal causa de quejas por ruido entre los españoles. Pero además de molesto, el ruido puede provocar importantes problemas de salud como el insomnio o la diabetes. Para evitarlo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda controlar el exceso de ruido y que éste no supere los 65 dBA –55dBA en el caso de la noche–. Mantener el ruido en los límites adecuados es una cuestión de bienestar y pero también de salud.

Knauf ha puesto la innovación al servicio del confort y la salud, y lanza al mercado la nueva placa Knauf Silentboard, una solución única que ofrece 71 dBA con un espesor de tabique de tan sólo 15,5 cm, aislando del ruido a partir del nivel audible del ser humano (20 Hz). Todo gracias a una mayor densidad y a la especial composición de esta placa, con un núcleo que mejora la absorción acústica.

Knauf Silentboard es una placa de yeso tipo DFR –según norma UNE-EN520–, es decir, es una PYL de densidad controlada (D), con cohesión de alma de yeso   lograda a altas temperaturas (F) y de elevada resistencia (R). Entre sus excepcionales características hay que destacar su capacidad de insonorización a bajas frecuencias gracias a la especial composición de su núcleo y las modificaciones introducidas en la capa de yeso: una mayor flexibilidad y un incremento de la densidad debido al aumento de la masa superficial.

Knauf Silentboard es una solución fácil de instalar, rápida y versátil, que permite la creación de sistemas con menor espesor y mayor aislamiento acústico. Además, la placa no es inflamable, garantizando la protección pasiva en caso de incendio.

Se puede emplear para la construcción de tabiques, trasdosados o techos suspendidos, además de la reforma de tabiques existentes, mejorando notablemente su comportamiento ante el ruido. En trasdosados directos sobre un tabique con estructura metálica, se puede lograr una mejora de hasta +8 dBA. En el caso de los trasdosados autoportantes, el resultado puede llegar a ser de hasta +19 dBA. Y si hablamos de techos suspendidos, de +20 dBA.

Además, combinada con la placa Knauf Diamant se logra un sistema de gran robustez, con una increíble resistencia al peso o a los impactos, lo que le convierte en el gran aliado tanto en obra nueva como en rehabilitación, para lograr entornos confortables, saludables y duraderos.

Su gran aislamiento acústico y su comportamiento ante el fuego, la convierten en la solución ideal para la construcción y/o rehabilitación de hospitales, centros educativos, viviendas, espacios culturales…