Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El 3 y 4 de abril, los miembros de Asociación Española del Aluminio y Tratamientos de Superficie (AEA), que representa a este sector industrial del que forman parte más de 600 empresas, han celebrado en Alicante su Asamblea General. Esta ha sido la ciudad escogida este año para el desarrollo de un encuentro al que han asistido representantes de empresas del sector procedentes de toda España.

Durante la primera jornada, y tras la llegada al hotel y la posterior recepción con un cocktail de bienvenida, el presidente de la Asociación, Armando Mateos, dedicaba unas menciones honoríficas a tres destacados miembros de la Junta Directiva de la AEA que han dejado esta responsabilidad en la última renovación de cargos.

Durante la mañana del 4 de abril, la planta de Aludium en Alicante fue la encargada de acoger la Asamblea General. Tanto en el desarrollo de la misma, como en las ponencias que la sucedieron, se ha puesto el foco en el medioambiente, en la adaptación de las instalaciones para el tratamiento y transformación del aluminio a los nuevos horizontes y necesidades de la industria, así como en las nuevas y muchas posibilidades de este material.

Posteriormente, los asistentes tuvieron la oportunidad de visitar la planta de Aludium (cuyas instalaciones han sido recientemente sometidas a un plan de modernización y adaptación al protocolo de Industria 4.0), así como al Centro de Investigación Cindal, cuya sede principal también está en Alicante.

Armando Mateos, Presidente de la AEA, ha remarcado la importancia de este encuentro anual, una ocasión para compartir diálogo y experiencia, donde “poner de manifiesto ante el resto de asociados los logros y desarrollos individuales alcanzados durante el último año con trabajo y constancia”. Esta Asamblea, ha dicho, es “algo necesario para poner al día nuestros retos y situar el foco en un horizonte común. Es importante que todos dirijamos nuestros esfuerzos a un mismo objetivo colectivo, al tiempo que aprendemos a convivir y respetar el entorno y el medio. También resulta apasionante descubrir, año tras año, que el aluminio es un material que no se agota en cuanto a nuevas posibilidades, que no deja de sorprendernos gracias a su versatilidad y a lo polifacético que es”.

Por su parte, el nuevo director de la Planta de Aludium, José Ignacio Juan Planelles, quien ha presentado el plan de adaptación de las instalaciones de Aludium a la industria 4.0* en cuyo diseño e implantación ha participado activamente, ha destacado “la importancia de digitalizar los procesos productivos y hacer uso de las nuevas tecnologías para asegurar la sostenibilidad y el margen económico”. Además, ha animado a las compañías asistentes a invertir en tecnologías que permitan dar estabilidad a sus procesos operativos y dar un enfoque centrado en el cliente que aporte un valor diferencial a sus productos. “Este hecho situaría a España en una mejor situación en el ranking de digitalización de su industria, que según los últimos estudios está situada en el quinceavo puesto de los países europeos”.

Para rematar, el director de la planta de Aludium en Alicante ha anunciado que, antes de finalizar el 2019, la empresa se certificará en el estándar de desempeño de ASI (Aluminium Stewardshio Initiative), lo que implicará que se ratifique por parte de un tercero que sus productos son fabricados siguiendo con los máximos estándares en desarrollo sostenible.

Una industria saneada

El sector que en España transforma el aluminio en productos finales, y que va de la fabricación a la instalación, pasando por los tratamientos de superficie, la mecanización y la distribución, está integrado por casi 12.000 empresas que dan empleo a unos 40.000 trabajadores de forma directa y a otros 20.000 de manera indirecta.

Siendo más concretos, el sector de la extrusión del aluminio, a la que representa la AEA, está especialmente activo y saneado. A nivel nacional lo integran unas 45 empresas que poseen más de un centenar de prensas de extrusión y que, todas juntas, facturan algo más de 1.000 millones de euros, dando empleo directo a más de 4.500 personas y a unas 13.000 de forma indirecta en sectores auxiliares.

También el sector español de la extrusión de aluminio tiene una importante presencia en mercados exteriores y contribuye de manera destacada al equilibrio de la balanza comercial española. Actualmente la industria exporta a la Unión Europea alrededor del 50% de los perfiles extruidos que se fabrican en España.