Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Las ideas aparentemente más simples son las que a menudo cambian el mundo, porque nos hacen la vida más fácil, cómoda y agradable. La barra de ducha es uno de estos inventos y este año celebra su 60 aniversario. Aunque actualmente su presencia se da por sentada en muchos de los baños del planeta, en el momento de su creación revolucionó el sector del baño, permitiendo ducharse con las manos libres y separando en dos ambientes la ducha y la bañera.

La barra de ducha fue un invento de Hans Grohe, fundador de la compañía que lleva su nombre. Ésta comenzó a comercializarse bajo el nombre de Unica®, convirtiendo a Hansgrohe en el especialista de duchas del momento bajo un enfoque innovador que ha caracterizado a la empresa hasta el presente.

La invención de la barra de ducha también representó un punto de inflexión importante en la evolución del baño. En primer lugar, cambió el comportamiento de los usuarios, ya que, a partir de entonces permitió ducharse dando libertad a las manos, con una ducha de altura ajustable. En segundo lugar, originó la separación de la ducha y la bañera, lo cual desencadenó un cambio en la arquitectura del espacio durante el proceso. Una auténtica revolución del baño que en 2014 cumple 60 años.