Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El papel pintado combinado con molduras es un must en decoración de interiores que ha irrumpido con gran fuerza esta temporada. Molduras y papel pintado en las paredes forman un tándem perfecto que logra resultados estéticamente muy elegantes y con personalidad propia.

Las posibilidades de decoración son infinitas, papeles pintados con motivos geométricos u orgánicos, en tonos chillones o apagados, que pueden matizarse o destacar aún más según convenga con perfiles anchos, integrando iluminación indirecta, pintándolos de un tono más claro o más oscuro… Papel pintado y molduras son un matrimonio bien avenido.

El baño “Tirebeg” por el interiorista Miguel Muñoz

En la recién terminada edición de Casa Decor 2019 hemos visto magníficos ejemplos papeles pintados combinados con molduras. Tal es el caso del espacio de baño “Tirebeg” – Geberit, diseñado por Miguel Muñoz, donde creó una magnífica antesala de la zona húmeda decorada con papel pintado de diseño tropical y en la que las molduras fueron el recurso ideal para dotar de sensación de profundidad al espacio.

En este espacio es de destacar el protagonismo silencioso de las cornisas. Uno puede adentrarse en la antesala sin reparar demasiado el techo pero sin duda las cornisas son las grandes responsables de su elegancia. Su efecto tridimensional se ha logrado con la utilización de la moldura Zigzag, de la colección 3D Wallpanels de Orac Decor® y se ha potenciado mediante iluminación indirecta con tecnología Led, que queda oculta en el perfil Steps, también de Orac Decor®.

Así mismo, el marco de la puerta propone un majestuoso paso de una sala a la otra, gracias también a la nueva moldura Zigzag, novedad de la colección Modern II de Orac Decor®presentada recientemente. Los tonos pardos del papel pintado contrastan con la blancura de las molduras. La transición de suelo a pared se ha logrado colocando zócalos High Line,  de formas puras y proporcionalidad escalonada.