Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El volumen de desechos constructivos que acaba en el vertedero sigue siendo muy alto. A pesar de que el objetivo para 2020 de la Directiva europea de residuos era alcanzar un mínimo del 70% en reciclaje y reutilización de materiales, la realidad es que la construcción genera más de 500 millones de toneladas de residuos al año.

Pero hay esperanza. La construcción circular, que aplica los principios de la economía circular al sector de la construcción, ofrece una solución a este reto ambiental: utilizar materiales saludables y ciclables, es decir, materiales que puedan ser reutilizados de forma indefinida sin perder calidad para que nunca se conviertan en residuos.

En el modelo circular los edificios no se demuelen, se diseñan para ser cuidadosamente deconstruidos en el futuro de forma que puedan aprovecharse todos sus materiales, volviendo al medio natural o reincorporándose al ciclo productivo.

Lean2Cradle Construcia® es la metodología creada por Construcía para poder aplicar el modelo circular al sector y alinearse con los objetivos de desarrollo sostenible (ODS). Desde su registro en 2018, esta metodología ha demostrado su eficacia al reducir de forma significativa la cantidad de residuos en sus proyectos, tanto los de construcción como los de demolición.

Un ejemplo de ello es Gonsi Sócrates, el primer edificio en España construido 100% bajo el modelo de construcción circular en el que ha participado Construcía junto a la promotora Gonsi. Durante su edificación se ha reciclado el 99% de los escombros. Y en cuanto a los materiales constructivos, un 92% de los que se han identificado es ciclable, lo que garantiza que no se convertirán en residuos en el futuro.

Arturo Fernández, CEO de Construcía, cree que los retos que afronta el sector son también una oportunidad: “La construcción circular no solo genera valor social y medioambiental, porque impacta positivamente en las personas y el entorno, sino que además es un modelo rentable que genera valor económico. Al poder reutilizar los materiales sin perder calidad, se recupera su valor en el futuro”.

Materiales Cradle to Cradle

Una de las claves de la metodología Lean2Cradle Construcia® es el uso de materiales certificados Cradle to Cradle, porque no contienen sustancias nocivas para el entorno o las personas y, por tanto, pueden ser reutilizados indefinidamente o volver a la naturaleza de forma segura. Otra ventaja añadida es que se previenen problemas asociados a la de toxicidad de los materiales y a los cambios de regulación en el futuro.

El Pasaporte de Materiales: la herramienta base de la construcción circular

El Pasaporte de Materiales permite la trazabilidad de los materiales y es la primera herramienta de la metodología Lean2Cradle Construcia® para la toma de decisiones. En él se registran la cantidad y composición de los materiales empleados, su perfil de salubridad y dónde están ubicados en el edificio.

También se identifican en este documento las mejores vías de recuperación de los materiales una vez que cumplan su función en el edificio, y se estima el valor económico que tendrán en su próximo ciclo de vida.