Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Aunque la demanda interna de consumo de cemento en Andalucía crece debido al impulso del sector de la edificación, la actividad del sector cementero andaluz se ha mantenido prácticamente estable en los últimos doce meses, ya que este aumento se ha visto mermado por la caída de las exportaciones.

Así, el Índice de Demanda del Cemento en Andalucía 1, mantiene a febrero de 2018 un crecimiento estable del 21% en los últimos doce meses, lo que supone cuatrocientas mil toneladas anuales más de consumo en nuestra comunidad autónoma, hasta alcanzar una cifra de 2,3 millones de toneladas anuales. Estas cifras están todavía muy lejos de alcanzar los 4 millones de toneladas, valores de consumo de cemento de un año medio en Andalucía, lo que implicaría la creación de cien mil puestos de trabajo adicionales en el sector de la construcción.

Por el contrario las exportaciones de cemento y clínker en Andalucía han sufrido una caída anual del 12,8% al mismo mes de febrero de 2018, trescientas veinticinco mil toneladas menos, hasta alcanzar una cifra de 2,2 millones de toneladas. Esta caída es debida a la pérdida de competitividad de la industria cementera por el incremento de los costes eléctricos, tal y como se ha denunciado en los últimos meses desde Oficemen, la patronal del sector cementero español.