Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Así, de todas las fábricas de yeso con las que cuenta  el Grupo Saint-Gobain en el mundo esta planta ha sido galardonada a nivel internacional por su capacidad en el desarrollo y mejora que de la placa 4PRO siguiendo un proyecto de colaboración transversal para el desarrollo de nuevos productos. En estos procesos de innovación es fundamental la colaboración y comunicación entre los departamentos de Operaciones (Ingeniería y Fábrica de Quinto), el de I+D y el departamento de Marketing. Esta colaboración desde el arranque de la idea, ha sido crucial para el éxito del proyecto, según ponen de manifiesto los responsables de Saint-Gobain. La Placa 4PRO está revolucionando el sector de placa de yeso laminado ya que supone un claro avance y mejora en su instalación y estética, y contribuye al ahorro en el consumo de materiales, todo ello sin alterar  sus propiedades técnicas. Este producto es una placa con cartón a doble cara y alma de yeso de origen natural, fabricada mediante un proceso de laminación en continuo.  Su diseño permite una alta calidad en el acabado final, puesto que sus bordes afinados evitan que se aprecien las juntas. Además, cuenta con una mayor resistencia en las mismas. 

Por otra parte, permite una mayor facilidad y rapidez en su instalación. Su flexibilidad en la construcción, hace que se adapte a cualquier tipo de proyecto, permitiendo tanto formas regulares como redondeadas, presentando un acabado listo para pintar. Actualmente la planta de Placo en Quinto cuenta con 93 empleados. Además, estas instalaciones cuentan con las certificaciones OHSAS 18001- ISO 9001 – ISO 14001 – ISO 14006 (Ecodiseño para varios productos) –, lo que muestra la preocupación de la compañía por la seguridad y salud laboral, la calidad,  y el medioambiente.

CUMPLIMIENTO NORMATIVA REACH

Todas las sustancias con las que se elaboran los productos que comercializa y fabrica Saint-Gobain Placo se encuentran registrados en la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA), cumpliendo con la legislación REACH de la Unión Europea. Esta normativa introduce la obligación de efectuar un registro de todas las sustancias químicas que se comercializan dentro del territorio de la UE, quedando prohibida la comercialización de cualquier sustancia que no esté registrada.