Escrito por Comunicados, Destacado

La Generalitat y Siber impulsan un proyecto para frenar el Covid en el aire de las aulas

Compartir

El departamento de Educación de la Generalitat de Cataluña, el departamento de servicio técnico de Cadaqués y la empresa española líder en sistemas de ventilación, Siber, se embarcan en un proyecto de Adecuación de aulas con ventilación mecánica, que persigue minimizar la transmisión del Covid por vía aérea y mejorar la calidad del aire interior en las aulas.

Alrededor del 70% de las escuelas europeas superan los niveles máximos permitidos de CO2 y, a su vez, los centros educativos representan una quinta parte del stock de edificios del sector terciario. Debido a la falta de ventilación o a un sistema de renovación de aire defectuoso, así como a las altas tasas de ocupación de las aulas, el aire interior de estos edificios a menudo está viciado. En ambientes interiores, los aerosoles que son las partículas en suspensión se acumulan aumentando la carga viral, la exposición a este aire resulta un foco de infección y transmisión de la Covid-19.

De hecho, en los últimos días, Bélgica ha sido el primer país en tomar medidas referentes en ventilación, puesto que obliga a los lugares públicos a contar con medidores de CO2 instalados en lugares visibles.

Es por ello que el proyecto impulsado por el departamento de Educación de la Generalitat junto al departamento de servicio técnico de Cadaqués a través de Siber, se ocupa de garantizar la calidad del aire en las aulas, para que mediante la estrategia de ventilación más adecuada en cada momento se consiga la calidad del aire deseada. La ventilación natural es la primera medida a aplicar para reducir la concentración de contaminantes en espacios cerrados y por lo tanto minimizar el riesgo de infección de los alumnos y docentes por enfermedades víricas transmitidas a través de aerosoles. Aún así, la ventilación natural no siempre es lo suficientemente efectiva mediante la abertura de ventanas, debido a cuestiones como la ubicación de estas y la geometría de la propia aula.

Además, si consideramos aspectos como el disconfort y el elevado consumo energético para el acondicionamiento térmico del aula (calefacción y/o clima) como consecuencia de la ventilación natural, se hace necesario la utilización de un sistema de Ventilación mecánica controlada de doble flujo para garantizar una óptima ventilación del espacio.

Para cumplir con este objetivo, se han instalado los equipamientos de ventilación mecánica controlada de doble flujo EVO, estos equipos renuevan el aire de forma continua asegurando el confort térmico, todo ello de una forma eficiente energéticamente, ya que aprovechamos la temperatura del aula para atemperar el aire que impulsamos desde el exterior al interior una vez filtrado y purificado, por lo que se ventila sin desperdiciar la calefacción o refrigeración del aula.

Este sistema se ha diseñado para realizar un efecto barrido completo del aula, a la vez que mide las tasas de CO2, gracias a sondas y sensores que controlan el sistema de una forma automática y autónoma, garantizando una óptima calidad del aire.

De hecho, este tipo de instalación forma parte de las recomendaciones de los principales organismos públicos y asociaciones del sector, como son la guía sobre ventilación en las aulas elaborada a finales del año pasado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y técnicos de la Asociación Mesura, apoyados por el Ministerio de Ciencia e Innovación del Gobierno de España. Este documento plantea los sistemas de ventilación mecánica controlada y de purificación como una de las claves para reducir las probabilidades de contagio de Covid-19 por vía aérea.

De momento, el IES Caritat Serinyana de Cadaqués es el primer espacio académico en el que se han implementado estas nuevas medidas. Más allá de la prueba piloto, el futuro es llevar la ventilación mecánica controlada en muchos más centros educativos, garantizando la salud y el confort de los alumnos y docentes de todo el territorio nacional.

No es el único proyecto en el que Siber participa como expertos en ventilación para garantizar la calidad del aire en las aulas. La compañía también forma parte del proyecto internacional 3SqAir, que tiene como objetivo abordar este tipo de desafíos mediante una estructura común para el espacio SUDOE, centrándose en soluciones inteligentes y sostenibles.


Compartir
Close