Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Teka cuenta con una amplia oferta de grifos para la cocina. Puede parecer que el grifo es un elemento más funcional que decorativo, pero lo cierto es que su diseño ha evolucionado en los últimos años.

Las nuevas tendencias hacia cocinas abiertas para no desaprovechar ni un metro de nuestro hogar han hecho que la cocina y en este caso el grifo gane protagonismo y se convierta en un elemento decorativo más de la casa. Pero no debemos olvidar que el objetivo del grifo es que nos sea de utilidad y gran ayuda en la cocina para limpiar la vajilla, las frutas y verduras o coger el agua necesaria para cocer un delicioso plato de pasta.

Desde Teka te ofrecemos distintos tipos de grifos que se adaptan a diferentes estilos de cocina. Si nos centramos en el tipo de mando encontramos distintos estilos y formas de grifos.

Empezaremos por el más tradicional: el bimando. Se trata del grifo con dos monturas de cerámica o de zapata que abren o cierran el paso del agua. Es un grifo que en España representa un porcentaje pequeño en el mercado, pero en el resto de Europa se sigue usando de manera habitual. Pero son menos estéticos y eficaces que los monomandos porque se malgasta agua al mezclarla.

Por su parte, el monomando es el grifo más moderno, eficiente y que más implantación está teniendo en el mercado. En España 3 de cada 4 grifos que se vende es monomando. Se caracteriza por su mando en forma de maneta que acciona un cartucho cerámico por el cual pasa el agua y se regula moviendo el mando a izquierda y derecha. Mientras que para regular el caudal se mueve de arriba hacia abajo. Este sistema permite una mayor comodidad sin desperdiciar agua, ahorrando hasta un 60% en comparación con un bimando.

Si nos centramos en el tipo de caño, contamos con diferentes estéticas.

El grifo de caño alto se caracteriza por su gran longitud. Un grifo que nos ofrece toda la comodidad para llenar de agua recipientes grandes como ollas o cazuelas. Además, pueden ser fijos o giratorios aportando mayor confort en tu cocina. Es importante que estos grifos se instalen en fregaderos con espacio suficiente, que no impida la apertura de ventanas u otros objetos.

Otro de los modelos que nos ofrece la marca son los grifos de caño abatible. Este tipo de grifo tiene una característica que le hace único. Gracias a su flexibilidad nos soluciona el problema de los grifos de caño alto con ventanas no correderas. El caño se puede girar y ponerse en horizontal siempre que lo necesitemos.

Por su parte, los grifos de caño bajo o recto son ideales para espacios sin ventanas cerca y evitar al máximo las salpicaduras del agua. Pero si buscas un grifo de cocina práctico, Teka cuenta con una amplia gama de grifos de ducha extraíble. Este grifo ofrece máxima flexibilidad al poder extraerse de la estructura fija, dando al usuario un mayor radio de acción.

Otra de las características que debemos de tener en cuenta a la hora de elegir un grifo para nuestra cocina es su acabado y diseño. Mate, cromado, brillante, de acero inoxidable, níquel, bronce, etc. Sin duda el cromo brillante es el color predominante en la mayoría de las cocinas, pero el color se hace hueco en las cocinas abiertas donde el grifo es cada vez más un elemento estético a la vez que práctico.

Elige el grifo que mejor se ajuste a tus necesidades. No te olvides de medir para no tener problemas con ventanas y elementos cercanos al fregadero, comprueba si te viene mejor la maneta a la izquierda o a la derecha. Todos los detalles son importantes para que la cocina sea un lugar indispensable de la casa y sus elementos nos hagan la vida más fácil.