Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Tras los Diálogos de Arquitectura con EÑE celebrados en Madrid y Barcelona, respectivamente, el pasado 26 de Noviembre se celebró el tercero de ellos en el Colegio Territorial de Arquitectos de Valencia, donde pudimos conocer la opinión de grandes expertos sobre Nuevos Materiales y Tecnología al servicio de la construcción. En esta ocasión, contamos con las visiones que tienen de este tema Luis de Garrido (Luis de Garrido Architects), José María Tomás Llavador (TomásLlavador Arquitectos e Ingenieros Estudio), Estefanía Alcarazo (LafargeHolcim), Ignacio Urchueguía (Instalaciones y Proyectos Eficientes) y Santiago Díez como representante de Epower& Building.

En este Diálogo, se trasladó la idea que plantean diversos estudios de la caducidad de los recursos energéticos de los cuales nos beneficiamos actualmente con fecha del 2050. Esto provoca que la sociedad actual, se encuentre en el momento idóneo para cambiar sus costumbres, empezando a construir y pensar de tal manera que podamos vivir cómodamente gastando el mínimo posible de energía y recursos, algo que, por suerte ya comienza a vislumbrarse en algunos sectores.

Hay que tener en cuenta que tras el agotamiento de los recursos energéticos con los que contamos, no es posible asegurar la posibilidad de las fuentes de energías renovables de abastecer a los millones de personas que habitarán el mundo para esas fechas, por lo que es adecuado empezar a poner solución, antes de que el problema sea más grave.

Por todas estas razones, los nuevos materiales y la tecnología que se están desarrollando, hoy en día, se están dirigiendo a rentabilizar el consumo, así como a producir el máximo ahorro posible, contribuyendo a preservar el medio ambiente.

De igual manera, acerca de la gran variedad de materiales con los que contamos en el sector de la construcción, nuestros ponentes hicieron especial hincapié en la utilización adecuada de ellos, realizando una correcta colocación de los huecos de ventilación, una adecuada orientación, así como el uso de materiales adaptados al entorno en el que se va a desarrollar el proyecto, pueden llegar a mejorar en un 100% la construcción, ahorrando energía y, todo ello, sin un mayor gasto económico. Además, en toda construcción, para poder realizar una edificación sostenible, se deben tener en cuenta condicionantes como la climatología, la cual planteará la posibilidad de utilizar un tipo de material u otro, así como la manera de proyectar ese tipo de vivienda, de manera que se aproveche lo máximo posible todas las características del lugar donde se va a ubicar. No es lo mismo, proyectar y construir un edificio de cristal en París que en México, cada ciudad tendrá unas características que harán que sea adecuado o no la construcción de este tipo de edificación en su ciudad.

Por otro lado, actualmente contamos con las ciudades que tenemos, ni mejores ni peores, por lo que para ser sostenibles, se deberá rehabilitar tanto utilizando materiales tradicionales como nuevos que ayuden a mejorar las características generales de la urbe. De esta manera, no es necesario realizar una gran inversión para conseguir resultados efectivos, sino que utilizando los recursos con los que contamos, tales como transformar la gran cantidad de cubiertas planas que existen en nuestras ciudades en ecológicas (verdes), ayudará a la reducción, de manera efectiva, de una gran cantidad de CO2, ayudándonos también a aprovechar de mejor manera los recursos naturales.

Igualmente, plantearon la gran contradicción que existe en la recogida y direccionamiento de las aguas de un edificio, en contraposición con la urbanización de la ciudad, la cual desperdicia, en su totalidad, el agua de lluvia, quel de ser aprovechable sería un gran ahorro de recursos naturales, beneficiándonos a todos en general.

Pero todo esto se encuentra con un obstáculo, tanto de manera particular como pública, y es el tema económico. En estos momentos se busca el ‘aquí y ahora’, por lo que, a pesar de que colocando una cubierta vegetal se consiga a medio-largo plazo un ahorro económico considerable, prefieren seguir con las ideas preconcebidas y obtener los beneficios en el ahorro de costes. Esto provoca que nos quedemos estancados en un mismo sitio, sin embargo, poco a poco se van viendo pequeños movimientos que hacen vislumbrar el cambio de paradigma que se va a vivir con respecto a los materiales y tecnologías enfocados a desarrollar un futuro mejor.

Otro de los inconvenientes que existen en el sector, y donde los ponentes estaban totalmente de acuerdo, es la falta de una Normativa adecuada, la cual llega siempre después de plantearse el problema o es tan genérica que no tiene en cuenta las particularidad de cada proyecto, así como su localización, lo que provoca grandes disfunciones. Además, otro problema que veían es que al tratarse de una normativa, va implícita su obligatoriedad, por lo que en la mayoría de los casos que se hace un proyecto para cubrir expediente, es decir, cumpliendo la normativa aunque esta perjudique a la edificación, esto se debe, en gran medida a lo genérica que es, siendo más beneficioso contar con una normativa que dependiera del tipo de edificación, de la ubicación y de su mejor eficiencia.

Pero sobre todo, todos coincidieron en el buen hacer de las empresas fabricantes en sus labores de investigación, aportando un gran catálogo de productos innovadores que dan soluciones a las necesidades actuales, agradeciendo, además, el interés que tienen estas empresas siempre en la opinión de los arquitectos, para mejorar y desarrollar productos distintos.

En definitiva, nos encontramos en un punto claro donde, por un lado, nos quedamos tal cual estamos, nos lleve donde nos lleve, o planteamos soluciones antes de que sea demasiado tarde. Este segundo paso, el adecuado, va a llevar a un cambio de mentalidad, el cual comenzará educando nuestras mentes hacia pequeños cambios. Así pues, debemos construir lo que se necesite, sin sobrepasarse el límite, pero siempre teniendo en cuenta el gasto de energía que va a producir el proyecto, utilizando todos los materiales y tecnología que está en nuestras manos para generar un futuro mejor, en el que nuestras construcciones no afecten en exceso al medio ambiente, y mejoren la calidad de vida de los usuarios.

Os adelantamos que el próximo año estaremos presentes en Sevilla, Bilbao y Pamplona, con los siguientes Diálogos de Arquitectura con EÑE. Próximamente os adelantaremos las fechas.

Visita nuestras anteriores crónicas:

«BIM y Nuevas Herramientas al servicio de los arquitectos»

«Urbanismo, Smart Cities y Urbótica»