Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Signify colabora en el evento Open House Madrid para dar a conocer y fomentar los usos y ventajas de la luz aplicada en el entorno urbano. A través de un recorrido nocturno hemos conocido algunos de los edificios más emblemáticos de la ciudad de Madrid que cuentan con iluminación ornamental: Torre Cepsa, Palacio Cibeles o el edificio Telefónica de Gran Vía entre otros; así como la importancia de la iluminación vial en arterías como el Paseo de la Castellana y la Gran Vía.

En la actualidad, dentro del ámbito ornamental y arquitectónico, la luz conectada constituye una forma de expresión en sí misma. La iluminación se convierte en una herramienta de comunicación con la ciudad y los propios ciudadanos: representa la identidad de marca de la misma y, por ende, se convierte automáticamente en un generador de actividad económica destinada a cubrir las necesidades y deseos de una sociedad.

La iluminación nocturna aporta un atractivo innegable al turismo y refuerza la calidez de una ciudad. Además, la luz permite realzar el patrimonio histórico y conectar el espacio con las personas, creando así un impacto en los ciudadanos. Junto a esto, la iluminación conectada permite reflejar y representar fechas señaladas y eventos especiales, como la Navidad o apoyar causas y sumarse a las reacciones ante los sucesos locales o internacionales: la luz se convierte en un elemento de constante comunicación con el entorno.

Esta iluminación conectada permite fusionar la inteligencia y la eficiencia energética en una instalación lumínica gracias a la propia combinación de la tecnología LED y los sistemas de gestión y control. Plataformas como Interact Landmark facilitan el control remoto y la programación de escenas, así como permiten monitorizar las instalaciones, consumos y tareas de mantenimiento.

Desde Signify y Open House Madrid nos hemos detenido y contemplado con detenimiento cómo es la ciudad de Madrid al caer la noche. Durante el recorrido nos han acompañado María Gil de Montes y Marta Coda, lighting designers miembros de la APDI, que nos han hablado sobre la importante relación entre luz y arquitectura y nos han ayudado a conocer la luz del skyline madrileño desde una perspectiva diferente, luminosa y educativa.