Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Diseñadas por la empresa de arquitectura PMMT, las manillas FSB Clear Code Architecture Handle garantizan que cualquier persona, independientemente de la diversidad funcional que tenga, pueda utilizarlas sin dificultad. Además, su geometría previene la acumulación de bacterias, por lo que son especialmente adecuadas para una edificación sanitaria. Estas características le han valido el reconocimiento The Plan Award dentro de la categoría de Diseño Universal, un galardón que premia el esfuerzo por hacer un diseño para todos, donde cualquier persona, tenga o se encuentre en las circunstancias que sean, esté realmente en igualdad de condiciones y no se sienta limitado.

Las manillas se han diseñado siguiendo los criterios de Clear Code Architecture©, un método objetivo desarrollado por PMMT Arquitectura que permite garantizar la accesibilidad universal de cualquier espacio. Así, tienen una longitud y geometría pensadas para que personas con problemas de manipulación puedan abrir la puerta sin necesidad de agarrar la manilla con los dedos. Complementariamente, su tamaño hace que la distancia entre la cara exterior de la puerta y la cara exterior de la manilla sea la suficiente para evitar golpes a personas en silla de ruedas, niños y personas de baja estatura.

Además, su forma -el retorno de la manilla hacia la cara exterior de la puerta- evita posibles enganches. Esta característica es muy útil tanto en casos de emergencia como en edificios donde los usuarios llevan batas, como en los edificios sociosanitarios. Gracias también a su forma, puede disponer de señalética Braille: su reverso está pensado para incorporar textos en alfabeto Braille que ayuden a invidentes o personas con déficit visual a identificar la estancia a la que se dirigen.

Por otro lado, el material utilizado para las manillas es el aluminio, por ser muy resistente, de poco peso y fácil de pulir. El aluminio permite también la coloración de las piezas: en términos de accesibilidad universal, ésta es una gran ventaja, ya que según el acabado de la puerta puede ser necesario dar un mayor contraste al color de la manilla y que las personas con problemas de visión puedan detectarlas fácilmente. Las manillas, además, previenen la acumulación de bacterias: al no tener agujeros o ranuras, evitan la aglomeración de suciedad, y por tanto de bacterias. También son susceptibles de ser tratadas con cobre macizo reciclado, que les confiere propiedades bactericidas.

Por sus prestaciones, la manilla FSB Clear Code Architecture Handle está pensada para ser colocada en cualquier edificio, pero en especial en edificios con mayor afluencia de público, ya que será donde puedan encontrarse un mayor número de personas con diversidad funcional y dónde se da mayor riesgo de contagio por contacto. El jurado de The Plan Awards ha valorado la utilidad de las manillas para ayudar a conseguir espacios inclusivos que no discriminen a ninguna persona, tenga o no alguna limitación; y ha destacado que lograr la accesibilidad universal es conseguir que todos participemos en la sociedad en situación de igualdad.