Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

A partir de este mes de enero, pondrá en marcha en sus instalaciones del Polígono Industrial de El Campillo, en Gallarta, una nueva línea de producción de Placas Fibloasfálticas ONDUVILLA.

La iniciativa asciende a una inversión cercana a los dos millones de euros. Gracias a esta nueva línea de producción, la planta de Gallarta alcanzará el 100% de su actividad productiva. La multinacional Onduline seleccionó la sede vizcaína tras descartar otras propuestas de fábricas localizadas en Italia, Francia o Polonia. La unidad de la zona minera utilizará la más avanzada tecnología disponible en el sector para fabricar este nuevo producto.

Este proyecto en el que se ha embarcado la multinacional consiste en un novedoso sistema patentado de impermeabilización y cubrición de tejados que destaca por su rápida aplicación, su innovadora estética y su económico precio. Gracias a la sencillez de su aplicación y versatilidad del sistema, éste se podrá utilizar en todo tipo de cubiertas inclinadas especialmente en la rehabilitación de cubiertas tradicionales, en casas prefabricadas, anexos, casas de jardín, pérgolas y garajes, entre otras construcciones.

Además, ONDUVILLA dispone de una amplísima gama estética de colores para decorar los tejados de los cinco continentes. Y es que el 90% de la producción que se realice en la planta de Gallarta tendrá como destino la exportación a países extranjeros.

La sede vizcaína ya cuenta con la nueva línea de producción, inaugurada el pasado 9 de enero. Al acto inaugural asistieron destacadas autoridades de la actualidad económica y política vasca, así como de la propia compañía –el presidente y vicepresidente mundial de la multinacional Onduline y los miembros del directorio de todas lasáreas del mundo en las que opera la empresa (Estados Unidos, América del Sur, Europa, Rusia, Turquía y Asia).