Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Esta característica diferencial, expresada como Total Solar Reflectance (TSR) impide que en el interior de las estancias se alcancen temperaturas muy elevadas aumentando el confort térmico y reduciendo el consumo de energía en refrigeración, independientemente del color seleccionado (blanco, teja o negro).

A esta característica también se le suman otras ventajas como el aumento de la vida útil de las cubiertas y tejados, la reducción del efecto invernadero por las reducciones de emisiones de CO2, su fácil aplicación así como su elevada resistencia a la intemperie y al ataque de hongos y algas.

Los ensayos efectuados con Thermocin® han revelado una disminución de la temperatura del aire en el interior de hasta 6ºC, manteníendose el efecto al cabo de un año, en comparación con una zona sin Thermocin®.

Esta solución innovadora va en busca de las exigencias legales de certificación energética de los inmuebles tanto desde el punto de vista económico como ambiental. El calentamiento global y efecto invernadero encabezan la lista de las inquietudes por el futuro del planeta. El mantenimiento de la temperatura en el interior de las estancias y lugares de trabajo es uno de los factores que más electricidad consume, por lo que el cuidado y rigor en la gestión del consumo en esta energía es fundamental.