Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El encuentro ha reunido a más de 60 trabajadores de La Veneciana GLASSOLUTIONS. Se trata de un programa cuyo objetivo es alcanzar la excelencia mediante la formación, participación y cambio cultural en la empresa.

A este respecto, Santiago Carabantes, Director General de La Veneciana GLASSOLUTIONS hizo un repaso a los hitos de 2011 antes de plantear los nuevos objetivos para el año en curso. Comenzó felicitando a su equipo por que 2011 «ha sido un año de cero accidentes con baja, lo que se traduce en el cuidado de la salud de todos los empleados». Apuntó también que «se han registrado 0’54 % de reclamaciones, lo que refuerza nuestro objetivo global de estar cerca de los clientes».

Tras la exposición de resultados de 2011 se expusieron los objetivos del WCM de La Veneciana GLASSOLUTIONS para este año 2012 que la identifican como empresa «excelente y modelo a seguir». Entre ellos se encuentran implantar las 5S en todas sus fábricas, reducir el «glass loss» o pérdida de vidrio, generar nuevas certificaciones Green Belt, establecer proyectos de ahorro, mantener el nivel de reclamaciones en menos de un 0’5%.

Una organización World Class es aquella que ha transformado todos los elementos de su sistema productivo: entrenamiento, gestión de calidad, organización para el diseño de productos, gestión de stocks, transporte, selección de equipos, mantenimiento, sistemas contables, tecnologías de información, automatización, etc. para lograr los objetivos propuestos.

Así que bajo el lema «Unidos Por Un Mismo Objetivo» se dieron a conocer las premisas para este año que buscan más que implantar una actividad conseguir una verdadera cultura de trabajo. Ya que una fábrica WCM es aquélla que:
1. Implanta el programa de 5S en el centro
2. Erradica todos sus desperdicios (sobreproducción, movimiento ineficiente de materiales y personas, stocks, pérdidas de vidrio, desorganización y/o falta de limpieza)
3. Establece proyectos de mejora cuantificados en tiempo y dinero
4. Estandariza sus procesos
5. Genera un clima de eficiencia productiva
Por último, y para reforzar este objetivo, se entregaron los premios WCM 2011 a aquéllos centros que consiguieron implementar y avanzar en la estrategia de «fábrica excelente».