Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Las propuestas para decorar nuestro hogar son cada vez más variadas. Las posibilidades son infinitas y los diseños cada vez más adaptados a nuestro estilo de vida y a las corrientes de interiorismo.

Es por ello que los porcelánicos salen de sus lugares tradicionales y conquistan una multitud de nuevos espacios, proponiendo nuevas ideas de colocación y maximizando la funcionalidad de nuestra casa o local.

Las tendencias en cerámica van desde nuevos usos a nuevos estilos, pasando siempre por un cuidado diseño a la altura de los hogares más creativos. Para sacar todo el potencial de las colecciones cerámicas proponemos cuatro ideas con las que resaltar toda la personalidad de tus espacios.

  • Sube el pavimento a la pared

El pavimento salta del suelo a la pared para crear una sensación de diseño envolvente en el espacio. Al emplear las mismas piezas en ambas superficies, se logra una continuidad magnífica para resaltar el resto de elementos del espacio, transmitiendo además un aire actual de diseño en el ambiente.

  • Emplea decoración para personalizar el ambiente

La cerámica también permite dar personalidad a las diferentes estancias del hogar a través de sus elementos decorativos, con los que se propone alto nivel de diferenciación. Combinando colores de una misma gama cromática, y añadiendo grandes superficies decoradas, los espacios dan un giro increíble para convertirse en las estrellas de la casa.

  • Delimita espacios con relieves decorativos

Otra de las posibilidades para dar un toque diferente a tu vivienda es delimitar espacios empleando piezas decoradas con relieve. Marcar diferentes zonas de uso permite dar ese plus creativo sin perder la sensación de ser un todo homogéneo, al tiempo que se multiplica la funcionalidad del espacio.

  • Da continuidad a espacios de interior y exterior

Además, gracias a las múltiples propiedades que este material ofrece, también son perfectos para colocación en exterior. Pero eso no es todo. Debido a los distintos acabados que la cerámica propone (natural, pulido, antideslizante, outdoor…) se logra una simbiosis entre los espacios exteriores e interiores, y se evita la brecha entre estancias, haciendo de nuestro hogar un lugar más fresco y limpio visualmente, y de lo más elegante.