Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Por eso es conveniente que los lavabos estén fabricados de un material que se caracterice por su superficie especialmente higiénica y fácil de cuidar, y no retenga gérmenes o bacterias. En este sentido ha demostrado su eficacia desde hace décadas el acero vitrificado Kaldewei, gracias a sus ventajas materiales indiscutibles para el equipamiento de cuartos de baño en la industria hospitalaria.

Ahora transmite Kaldewei, la supremacía de este material a los lavabos, que a partir de este momento completan los platos de ducha enrasados y las bañeras. Con los nuevos lavabos de acero vitrificado, Kaldewei ofrece una solución óptima para el diseño de lavabos de hospitales. La superficie exenta de poros está dotada de serie del efecto perla Kaldewei, fácil de cuidar, que evita que el agua y la suciedad adhieran a la superficie de acero vitrificado. En la superficie resistente no se origina ni la más mínima grieta a la que puedan adherirse gérmenes o bacterias, incluso en caso de solicitación intensa. La limpieza se realiza rápidamente, a fondo y de forma respetuosa con los recursos.

Posibilidades de diseño flexibles

Los nuevos lavabos Kaldewei están disponibles en cinco series de modelos y son adecuados para el uso en los sectores más diversos: desde el baño de los pacientes, pasando por las habitaciones para el tratamiento, hasta los lavabos públicos para los visitantes. Con hasta cinco variantes de montaje: bajo encimera, encastrada o sobre encimera, también colgada en la pared; son adecuados para cualquier situación de montaje. Para una utilización óptima del espacio, por ejemplo con pacientes en sillas de ruedas o de enfermos, la altura de montaje de los lavabos puede seleccionarse de forma flexible. Son especialmente higiénicos los lavabos de las familias Cono y Centro, con función de rebose invisible, porque prescinden de orificio de rebosadero en el que podrían anidar los gérmenes.

Kaldewei: el socio perfecto para el cuarto de baño del paciente

Con sus soluciones de productos resistentes, duraderas e higiénicas de acero vitrificado, Kaldewei demuestra su competencia como socio para el equipamiento hospitalario. La introducción del segmento de lavabos permite a los proyectos sanitarios el diseño de cuartos de baño completos para pacientes: desde la zona de ducha, y baño hasta el lavabo; en un material superior, único en su género, por parte de un fabricante de marca. Esta calidad única la asegura Kaldewei con una garantía de 30 años en todos los lavabos de acero vitrificado.