Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

A la hora de elegir las ventanas, el color de las mismas es un elemento fundamental a tener en cuenta. El acabado natural en blanco es todavía el color más demandando por ser el más fácilmente combinable con cualquier estilo y diseño decorativo, pero las nuevas tendencias arquitectónicas y de diseño interior están recuperando otros colores, tanto en fachadas como en ventanas y puertas.

En muchas ocasiones los cerramientos “necesitan” color, ya sea por gustos personales o por exigencias externas como que en una comunidad de vecinos se acuerde que todas las ventanas sean de un mismo color. Es por eso que KÖMMERLING ofrece más de 100 acabados diferentes, los cuales consigue a través de sus dos sistemas de aplicación de color: foliado y Kolorten.

En concreto, el nuevo color que la firma acaba de presentar, el Bronce oscuro, se consigue mediante la técnica del foliado, la cual consiste en revestir el perfil con una lámina de PVC con acabados acrílicos. Esta técnica de color tiene una larga trayectoria de más de 15 años en la empresa y su calidad y durabilidad están de sobra contrastadas. De hecho, los perfiles foliados (al igual que los blancos y los de Kolorten) tienen una garantía de 10 años en la Estabilidad del color.

El nuevo foliado Bronce oscuro es un color muy elegante, con un acabado metalizado. Forma parte de una gama de colores clásicos, de los que nunca pasan de moda ni envejecen. Aporta un toque retro, tradicional y romántico a las ventanas y puertas, siendo un color idóneo para la rehabilitación de edificios antiguos. Cabe mencionar que también existe una tonalidad de Bronce más claro dentro de la gama Kolorten.