Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

¿Cuál es el principal objetivo de sus proyectos? ¿Por qué predomina la funcionalidad sobre otros valores como la estética?

No creo que tenga interés que un arquitecto hable de las intenciones que han presidido sus obras. No tiene ninguna importancia. Lo único que cuenta es aquello que el propio edificio, mediante sus lenguaje arquitectónico, es capaz de transmitir a suarios y ciudadanos a lo largo del tiempo.

Yo no puedo hacer un discurso mas complejo, más claro, más profundo, más sincero…. que el que está haciendo mi propia obra. No hay nada más que añadir, no hay nada que se pueda ocultar.

Hablamos y leemos mucho sobre arquitectura, pero miramos y desciframos poco lo que ella, sin intermediarios, nos dice.

Por otra parte, si la obra es emocionante, hablar de ella siempre será reducirla, y si es mediocre las explicaciones de justificaciones y propósitos pueden resultar patéticas.

¿Cómo entiende el usuario su arquitectura? ¿Sabe apreciar su funcionalidad?

Creo que la relación de los inquilinos y de los ciudadanos con la arquitectura y la ciudad ya no forma parte de aquello que preocupa a la gente, de aquello sobre lo que se observa, se reflexiona, se comenta y que se transmite a los más jóvenes.