Escrito por Arquitectura, Comunicados, Destacado

Los costes de la construcción aumentarán un 8% en los próximos meses en España por la falta de mano de obra

Compartir

La actividad de la construcción en España sigue creciendo al cierre del tercer trimestre de 2021, pese a intensificarse el aumento de los precios de los materiales y la escasez de la mano de obra. Así se desprende del  “Informe diagnóstico de la Construcción del tercer trimestre del año”, elaborado conjuntamente por Royal Institution of Chartered Surveyors (RICS), la principal organización internacional que representa a los profesionales inmobiliarios, y el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España (CGATE).

Para la mayoría de los encuestados, la falta de profesionales cualificados y los crecientes costes de los materiales provocados por la escasez de materias primas, continuarán intensificándose en los próximos meses, convirtiéndose en las dos principales amenazas a la buena marcha del sector.

El informe refleja que la falta de mano de obra es motivo de preocupación para el 81% de los encuestados, mientras que, para el 72%, los altos precios de los materiales de construcción tendrán un fuerte impacto en el mercado y para el 65% de los entrevistados, los problemas de suministro también supondrán un obstáculo.

La escasez de mano de obra influirá, según este estudio, en los costes laborales en 2022. RICs y el CGATE estiman que los costes totales de la construcción aumentarán un 8% durante los próximos doce meses, lo que puede limitar los márgenes en los beneficios del sector, pese al incremento de los precios de las licitaciones.

Según este informe, la actividad de la construcción en España creció a un ritmo superior en el tercer trimestre, un 26%, frente al 17% del segundo trimestre. Los mejores resultados vuelven a ser para la inversión privada en el mercado residencial. Cerca de un 50% de los encuestados constatan un fuerte repunte de la actividad en este subsector. También registra un importante incremento la construcción no residencial (+ 38% de saldo neto), mientras que el sector de infraestructuras y obras públicas se mantiene estable.

Simon Rubinsohn, economista jefe de RICS, ha afirmado que: “La actividad de la construcción en Europa se mantiene en general estable y con el Plan de Recuperación Europea Next Generation, dotado con 750.000 millones de euros, en marcha, no es de extrañar que las expectativas del sector sigan mostrando una tendencia fuertemente positiva. Sin embargo, como en otros lugares, se intensifica la preocupación sobre cómo afectará el creciente coste de los materiales y la escasez de la mano de obra. La industria tendrá que incrementar sus plantillas para hacer frente a un mayor nivel de demanda”.

También Alfredo Sanz, presidente del CGATE, constata que las mismas amenazas al sector de la construcción en Europa están presentes en España.  “Es importante que el sector, como ya ha hecho en otras ocasiones, muestre su resiliencia para superar estas trabas y pueda dar respuesta a la mayor demanda social de edificios sostenibles, confortables, seguros y saludables”, ha manifestado.

Con la conferencia COP-26 de Escocia recién clausurada, los encuestados europeos informan de reticencias entre los inversores hacia la construcción de edificios sostenibles y procesos de edificación neutros en carbono. Para el 15% de los encuestados no se ha percibido ningún cambio en el interés de los inversores hacia la edificación sostenible y para un 40% solo los inversores interesados en este mercado han mostrado su preocupación en construir de manera más sostenible.  Sumado a esto, el 67% de los encuestados confirmaron que la biodiversidad no se ha tenido en cuenta en absoluto o en menos de la mitad de los proyectos, lo que muestra la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático seguirá siendo un importante desafío para el sector en un futuro a medio y largo plazo.


Compartir
Close