Escrito por Comunicados, Destacado

Los intercambiadores entálpicos Zehnder pueden ayudar a reducir la transmisión de partículas cargadas de virus en los edificios

Compartir

Un estudio publicado por el instituto de investigación Riken y la Universidad de Kobe (Japón) ha demostrado que la humedad puede tener un gran efecto en la dispersión de las partículas de virus, lo que apunta a un mayor riesgo de contagio de coronavirus en condiciones interiores secas durante los meses de invierno. Las unidades de ventilación con recuperador entálpico de Zehnder permiten amortiguar los cambios de humedad relativa interior y mantenerla constante (60%), lo que ayuda a limitar las infecciones.

Los investigadores que han llevado a cabo el estudio utilizaron la supercomputadora japonesa Fugaku para modelar la emisión y el flujo de partículas similares a virus de personas infectadas en una variedad de ambientes interiores. Las simulaciones mostraron que una humedad del aire inferior al 30% provocaba más del doble de la cantidad de partículas aerosolizadas en comparación con los niveles del 60% o más.

Los investigadores japoneses sugieren el uso de humificadores para evitar que el aire sea demasiado seco pero, aunque estos sistemas podrían ayudar a limitar las infecciones durante los momentos en que la ventilación de las ventanas no es posible, también es cierto que pueden llevar a un incremento de la humedad demasiado alto, lo que también tiene efectos adversos para la salud.

En cambio, los sistemas de ventilación con recuperador entálpico recuperan la energía del aire de expulsión y la transfieren al aire de impulsión, manteniendo una humedad constante del 60%. Zehnder Group es pionero en el desarrollo de estos sistemas que garantizan un control constante de la humedad y la temperatura en los meses de invierno. La ventilación natural durante los meses más fríos cuenta con un problema de sequedad, ya que el aire es muy seco. Por ese motivo, es recomendable un sistema de ventilación con recuperador entálpico que garantice la renovación del aire y el mantenimiento de los niveles de humedad por encima del 50% para impedir la transferencia del virus.

Máxima seguridad

Zehnder desarrolla tecnología pionera a través de marcas propias. Los sistemas de ventilación de la multinacional suiza utilizan membranas Core, con propiedades herméticas y con dos capas que bloquean el paso de contaminantes y virus. Para comprobar la efectividad de la membrana Core, esta se ha sometido al protocolo ASTM F-1671, una prueba de 
penetración viral para ropa de protección médica. En esta prueba, se ha comprobado que las membranas bloquean por completo la transferencia de contaminantes biológicos mayores de 25 nanómetros de tamaño, las partículas virales COVID-19 tienen un diámetro promedio de 125 nm. De este modo, los intercambiadores permiten una separación completa de los flujos que pasan por su interior, sin que se mezclen, y que el aire viciado pueda contaminar.

Los intercambiadores Zehnder, además, están sujetos a pruebas de hermeticidad para garantizar la estanqueidad al aire y están certificados para no superar una contaminación cruzada en más del 1%. Asimismo, permiten la separación completa de los flujos de aire, en particular el aire exterior de suministro nunca entra en contacto con el aire extraído del interior de la vivienda.


Compartir
Close