Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El centro de vacaciones ARTS ET VIE en Plozévet, Francia, es el primero de este tipo que dispone de una piscina cubierta en la zona de la Bretaña. La piscina climatizada, apta para todas las edades, es utilizada por las familias con niños durante períodos estivales así como para gente mayor.

El arquitecto del proyecto, Gérard-Charles Gautier, tuvo que enfrentarse a diferentes dificultades acústicas comunes a las piscinas. El gran reto era conseguir combinar a públicos tan distintos como aquél que busca la relajación y bienestar y al niño con ganas de jugar, la tarea no era fácil. La solución a ello fue ROCKFON Sonar garantizando una estructura fiable, de gran calidad y resistente a la corrosión.

Además de controlar la acústica, la superficie suave y blanca que ofrecen los paneles Sonar facilitó que los diseñadores crearan unos techos de aspecto continuo y al mismo tiempo desmontable.

El propietario del edificio, Vincent Berthy, está convencido del éxito del proyecto ya que aunque haya niños, en ningún momento se produce resonancia ofreciendo al emplazamiento máxima armonía entre los usuarios del mismo.