Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Para determinar el grado de seguridad de una corredera, se la somete a rigurosas pruebas de resistencia, en conformidad con la normativa europea EN-1627-30. Dicha regulación establece los requisitos y sistemas de clasificación para las características de resistencia a la efracción de puertas peatonales, ventanas, fachadas ligeras, rejas y persianas mediante la aplicación de tres métodos diferentes: la resistencia a la carga estática, la resistencia a la carga dinámica, y por fin, la resistencia a ataques de efracción manual. De este modo, una corredera que resista a un intento de efracción mediante herramientas adecuadas durante al menos cinco minutos, obtendrá la clase de resistencia RC3.

El tiempo estimado para que un maleante desista de su tentativa de robo es de menos de cinco minutos, por lo que Lumeal ofrece un nivel de protección óptimo.

Technal no ha cesado de innovar para reforzar la seguridad de sus productos, sin por ello modificar su diseño fino y esbelto, para satisfacer también las necesidades de los clientes en materia de estética.

Más información, 93 573 77 76 – www.technal.es – technal.es@technal.com