Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Distrito Castellana Norte Madrid, S.A. lidera un gran proyecto que regenerará una zona muy degradada urbanística y medioambientalmente, mejorando el conjunto delárea Norte de Madrid, estableciendo conexiones transversales tanto de la red viaria como del sistema de equipamientos y servicios.

Está considerado como el proyecto urbanístico español más importante en los últimos veinte años, y una actuación vanguardista sobre más de tres millones de metros cuadrados. Denominado “Distrito Castellana Norte Madrid”, esta actuación va a permitir la creación de una nueva zona de negocios y habitacional en Madrid, reflejando la identidad de capital abierta y con calidad de vida.

En este sentido, el Ministerio de Fomento, el Ayuntamiento, la Comunidad de Madrid y la empresa Distrito Castellana Norte Madrid han suscrito un acuerdo para la puesta en marcha del proyecto, que supondrá la transformación del Norte de Madrid con la prolongación en 3,7 kilómetros del Paseo de la Castellana y la modernización de una zona de más de 3 millones de metros cuadrados.

Está previsto que el proyecto, fruto de la colaboración público-privada, se ponga en marcha a lo largo de este año con un horizonte para su desarrollo de 20 años.

El proyecto se desarrollará sobre una superficie total de 3.114.336 metros cuadrados, delimitado por la Calle de Mateo Inurria, al Sur, y el nudo Norte de la M-40 madrileña. La zona de intervención se encuentra ahora mismo muy degradada, con sistemas de infraestructuras inconexos, barrios fragmentados y con pocas zonas verdes.

El 80% del suelo se destinará a infraestructuras públicas para uso y disfrute de los madrileños, con más de 566.000 m2 de espacios verdes (superficie equivalente a 56 estadios de fútbol), equipamientos sociales, servicios urbanos y una vía ciclista con una longitud de 12,8 kilómetros. Además, el 25% del suelo permanecerá destinado a usos exclusivamente ferroviarios.

Reputados expertos en urbanismo como el estudio de Richard Rogers y la ingeniería ARUP han elaborado la propuesta para prolongar el eje de la Castellana con una ordenación urbanística innovadora. El proyecto apuesta por espacios urbanos mixtos, que eviten la segregación extrema de usos y funciones, racionalice los costes de los servicios públicos y favorezca los intercambios socioeconómicos y la integración social.

Con esta intervención se va a desempeñar un papel clave en la expansión y proyección exterior de las empresas y actividades madrileñas, además de la imagen de la capital. Asimismo, favorecerá la revitalización del comercio y de los servicios de proximidad, además del desarrollo de actividades económicas de alto potencial tecnológico, lo que llevará a una atracción del talento y a un impulso a las relaciones internacionales.

Ver reportaje completo >>>>.