Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La piscina cubierta de Taradell, bautizada como Espai d’Aigua i Salut Taradell (EAS Taradell), abrió sus puertas al público el 1 de abril de 2015. Ubicada en la Avenida Mossén Cinto Verdaguer de Taradell (Barcelona), el complejo ocupa 2.600m² distribuidos en una sola planta y consta de una piscina de 20 metros con seis calles; una piscina pequeña para clases deportivas, sauna y baño de vapor y un gimnasio equipado con las más modernas máquinas deportivas, así como una sala para ciclismo indoor y una gran sala polivalente donde los socios pueden disfrutar de las más avanzadas y diversas actividades. Durante las obras, Mapei intervino para reparar y proteger los muros de hormigón, la regularización, impermeabilización y revestimiento con losetas de la piscina, las playas y los vestuarios, así como la adhesión del pavimento de madera maciza en el gimnasio.

La instalación fue diseñada y construida por el estudio de arquitectura catalán RCR Arquitectes (Premio Pritzker de Arquitectura 2017), con el asesoramiento de la Fundació Claror, una entidad experta en la gestión de instalaciones deportivas. Además de la luminosidad y amplitud de sus espacios, cabe destacar que la concepción de la instalación ha logrado erigirse como referente en el uso de tecnologías de sostenibilidad y eficiencia energética.

En la presentación del proyecto, el alcalde de Taradell, Lluís Verdaguer, y el concejal de deportes del municipio, Joan Casassas, señalaron que, después de “muchas primaveras desde que se adquiriera el compromiso de sacar adelante el proyecto de l’Espai d’Aigua i Salut, este finalmente se había convertido en una realidad”. “Os presentamos un espacio –prosiguieron ambos- donde se ha logrado, tras un proceso no exento de intentos y rectificaciones, contar con la firmeza y determinación necesarias para dar con el camino adecuado para ofrecerles un equipamiento deportivo de natación, ocio, actividad física y de bienestar personal, haciendo una gran apuesta por la sostenibilidad económica y ambiental”.

El EAS Taradell será la primera piscina cubierta con salas de gimnasio de la comarca que se construye en un municipio sin tradición de natación deportiva. “Debíamos lograr algo que nunca habíamos tenido y, por lo tanto se tenía que hacer algo que nunca anteriormente se había hecho”, señalaron Verdaguer y Casassas.

CONSTRUCCIÓN DEL COMPLEJO

La instalación comenzó sus obras en abril de 2007, pero sufrió muchos obstáculos para su construcción. El abandono por la empresa constructora paró el proyecto y, a medida que se obtuvieron recursos, se ejecutaron dos fases más a partir de 2011. Precisamente estos reveses condujeron a replantear el proyecto y a pasar de una piscina de competición a una piscina diseñada para todas las personas de la localidad de Taradell.

La piscina cuenta con seis calles y tiene una profundidad máxima de 1,60 m y una longitud de 20 m. También hay una sauna y un baño de vapor. La piscina pequeña tiene un metro de profundidad y está destinada a las actividades dirigidas. La zona recibe luz natural durante el día a través de grandes ventanales que dan claridad y luminosidad a todo el entorno. A su vez, todos los espacios están al alcance de la vista del socorrista por si fuera necesario atender cualquier emergencia. También hay un gimnasio equipado con modernas máquinas que permite practicar deporte a 60 personas al mismo tiempo, una sala con 25 bicicletas y una sala de uso múltiple para realizar otras actividades.

MAPEI ENTRA EN ESCENA

Inicialmente, el estudio RCR Arquitectes contactó con el departamento de Prescripción Técnica de Mapei para ver cómo se podían reparar los desperfectos de los muros de hormigón de la piscina municipal de Taradell. Les expresaron asimismo su intención de buscar un efecto de hormigón visto liso a base de enlucidos finos y veladuras, para también dar continuidad a un pavimento que deberá ser continuo y aportar aspecto de naturalidad, un efecto muy característico de su arquitectura donde se busca obtener una mayor profundidad en un espacio natural. Para esa consulta se realizó una recomendación de uso de productos para la reparación de los muros y se presentó el pavimento continuo ULTRATOP con efecto natural. En dicha visita y viendo la magnitud del proyecto, se aprovechó para solicitar información sobre lo que se va a hacer en el vaso de la piscina, ya que se trataba de un proyecto paralizado desde 2007 por la crisis.

A partir de aquí se estableció una relación de confianza con los técnicos de RCR, que fueron pasando información sobre el resto del proyecto. En el proyecto original de 2007 venían descritas una serie de productos de su competencia, así que la Dirección Facultativa les pidió que presentaran una solución alternativa a los productos propuestos. Una de las premisas exigidas por la propiedad (Ayuntamiento de Taradell) y de los mismos técnicos es que presentaran una propuesta conjunta con un fabricante de cerámica que también se responsabilizara de la colocación de la misma, por lo que presentaron una solución conjunta con la empresa Klinker Tech, quien entró en acción aportando su experiencia en la realización de piscinas. Propusieron, también, el suministro de los materiales a través de Jòdul, ampliamente conocido por los técnicos municipales del Ayuntamiento de Taradell.

A partir de ese momento, realizaron varias reuniones en las que intervinieron el Departamento Técnico y Comercial de Mapei junto a los técnicos de Klinker Tech para presentar dicha solución conjunta, que finalmente fue aprobada tanto por la Dirección Técnica de obra como por los técnicos municipales y la constructora.

PASO A PASO

Lo primero que se hizo fue quitarle profundidad a los vasos y regularizarlos con TOPCEM PRONTO y PLANICRETE en paramentos horizontales y NIVOPLAN más PLANICRETE en los verticales. Con esta corrección se consiguió un ahorro importantísimo en el consumo de agua para el llenado de los vasos compensatorios y las propias piscinas. Se sellaron también todos los tubos pasantes con MAPEPROOF SWELL, MAPEFILL, LAMPOCEM y MAPEFLEX MS con el objetivo de que no hubiese fugas en la parte registrable del vaso de la piscina. Posteriormente, se pasó a impermeabilizar los vasos y vestuarios, además de las playas de la instalación, con MAPEBAND en todas las esquinas y ángulos, además de en puntos singulares, y MAPELASTIC SMART en la totalidad de las superficies específicas, se hicieron pruebas de estanqueidad que dieron un resultado satisfactorio.

El siguiente paso fue revestir con losetas Kinkler Tech la piscina, las playas y los vestuarios siguiendo una perfecta alineación de las juntas diseñada y replanteada en los planos de ejecución. Los materiales escogidos fueron KERAFLEX EXTRA S1 como adhesivo de las losetas y como rejuntado KERAPOXY y ULTRACOLOR PLUS. Se prestó especial atención a que el rejuntado de zonas de agua y vestidores fuera epoxídico y no cementoso.

Para el sellado de las juntas de movimiento se escogió MAPEFLEX MS previa colocación del fondo de junta MAPEFOAM. En el pasillo de acceso se optó por un pavimento continuo de ULTRATOP protegido con MAPEFLOOR FINISH 630. Después de la imprimación con PRIMER SN y árido, se ejecutó con la empresa JAM.

Se consiguió un efecto de profundidad y continuidad en combinación con los muros muy característico y singular. En el gimnasio se optó por un pavimento de madera maciza que fue adherida sobre un soporte especialmente preparado y liso con ULTRABOND P990 1K y se barnizó después de un exigente lijado con ULTRACOAT HIGH TRAFFIC. La empresa responsable de la instalación fue Parquets Colom, con sede en Vic. El resultado es un pavimento cálido que invita a la actividad física y que marca un fuerte contraste con el acero de las máquinas para ejercitarse.

Destacar el buen entendimiento que hubo durante el proceso de la obra con la Dirección Facultativa y el técnico municipal para solventar las dificultades que iban surgiendo a medida que avanzaba la obra, también la predisposición de la constructora para su ejecución. Los aplicadores especializados en los diferentes trabajos demostraron una profesionalidad incontestable y fuera de toda duda.

Por último, señalar que la previsión y antelación a las necesidades de la obra por parte del distribuidor Jòdul hizo que se pudiera ejecutar la obra sin demoras a pesar de los tiempos tan estrictos para la ejecución de la instalación deportiva. Es una historia de éxito y de un trabajo en red entre todos los diferentes actores y colaboradores de la obra.