Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Estudio de Mario Corea Arquitectura

¿Qué supuso para usted empezar su carrera profesional de la mano de una leyenda de la arquitectura como es Josep Lluís Sert? ¿Hasta qué punto ha marcado su trayectoria profesional?
J.LL. Sert fue fundamental en mi carrera como arquitecto, pero quizás más importantes fueron los valores que me transmitió como persona, honradez, generosidad y un saber estar en cada circunstancia, no buscando el protagonismo, sino dejando que el mismo te llegara naturalmente, como siempre fue su comportamiento.
En lo arquitectónico me marcó en dos cuestiones fundamentales entre muchas otras:
1º. El cuidado por el Espacio Público “la arquitectura construye la ciudad”.
2º. El manejo de la luz, diseñándola, a través del manejo de la fachada, trabajando la sección. Utilizando los lucernarios y profundizando el concepto de “el patio” en todos los aspectos y formas.
Estos conceptos se han convertido en la marca de identidad de mi arquitectura.
Cabe también agregar que mi colaboración con Sert en Catalunya dirigiendo el proyecto de la “Porta Catalana” en la Junquera, fue mi primera gran experiencia y me sirvió como introducción en el panorama arquitectónico al mismo tiempo que me permitió entender y aprender sobre cómo se desarrollaba un proyecto ejecutivo, y cómo se construía aquí.

La carrera de Mario Corea Aiello, se ha forjado casi en exclusiva trabajando en torno a los edificios públicos. ¿Considera que la especialización es garantía de una mejor arquitectura?

Trabajar en edificios públicos me ha permitido sentirme bien, al intentar construir para la sociedad, haciendo arquitectura como servicio público y sirviendo a los intereses de todos.
No considero que trabajar mayoritariamente en edificios públicos signifique una especialidad. Por otro lado, no creo en la especialización, porque siempre he pensado que antes que hacer un hospital, una escuela o una vivienda, debo hacer arquitectura y que el tema del proyecto es una especificidad que viene después del compromiso de hacer arquitectura.
¿Qué diferencias fundamentales hay entre los proyectos hospitalarios que se realizaban en los años 90 y las últimas propuestas? ¿Tenemos una buena herencia?
Yo comencé haciendo proyectos hospitalarios en 1.984, pero que eran ampliaciones de edificios existentes. En el Hospital de Martorell, como en el Hospital Verge de la Cinta de Tortosa, se planteaba el hospital en varios nieles (4 ó 5 Plantas). No se planteaba la separación de circulaciones públicas, médicas y servicios, sino que todo se resolvía con un único pasillo circulatorio, mezclando

Ver reportaje completo >>>>.