Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El sistema Rollglass de Klein® nos ayuda a alcanzarlos ya que permite, a través de una única guía compacta, combinar paneles de vidrio fijos y correderos sin marcos para dividir el espacio y dejar que fluya la luz natural.

Ya sea instalado con perfil visto o empotrado, el sistema Rollglass se integra en cualquier ambiente. Permite colgar puertas de 40 a 175 kg de peso a una única guía de hasta 6 metros de largo. El carácter compacto de esta guía confiere elegancia y levedad al conjunto de la aplicación y realza el diseño de la estancia.

Rollglass no requiere mecanizar el vidrio, aumentando así el impacto estético del frente acristalado ya que la transparencia se lleva todo el protagonismo de la aplicación. Esta característica es común a todos los sistemas correderos Klein®.

Permite escoger entre cristal transparente o translucido, serigrafiado o de color, para modular la intimidad y la estética de los distintos espacios creados.

Una misma guía permite variadas combinaciones entre paneles móviles para definir la posición de la entrada según las necesidades de cada proyecto.

KLEIN® cuida todos los detalles para una instalación fácil y un resultado minimalista:

  • Presta especial atención en reducir la separación entre paneles.
  • El sistema de rodamiento “Full Ball Bearing” permite deslizar la hoja móvil ejerciendo un esfuerzo mínimo de apertura o cierre.
  • La ausencia de rieles en el suelo libera la zona de paso y contribuye así a una mayor accesibilidad.

Rollglass permite un perfecto retorno a 90º que resulta en un diseño limpio y vanguardista.

La gama Rollglass también propone 2 opciones de cierre:

  • El sistema KBS (Klein Brake Sistem): un conjunto de retenedor+amortiguador que permite un frenado controlado (ver diagrama adjunto).
  • El Self Closing, sistema de transmisión pre-montado que permite a la puerta cerrarse sola suavemente, sin golpes y sin conexión eléctrica.

Como variante complementaria, la versión auto-portante de Rollglass permite la instalación del perfil entre paredes en vez de a techo.

Esta característica la convierte en una excelente alternativa a las mamparas de ducha.

Todos los acabados de esta versión tienen un acabado de aluminio inoxidable de 20 micras para proteger los herrajes de la corrosión.

Los sistemas Rollglass© de KLEIN compaginan alta tecnología, diseño y durabilidad.

Todos están testados hasta 100.000 ciclos, cumpliendo así con la norma UNEEN-1527. Ofrecen 5 años de garantía.