Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Broadway Malyan ha recibido el encargo de Larry Smith de crear el nuevo interiorismo para un edificio icónico en la ciudad de Mérida, el Mercado de Abastos de Calatrava. El nuevo espacio gastronómico albergará en sus 2.000 m² un mercado tradicional y una moderna propuesta de restauración y locales comerciales.

Se trata de un proyecto de alto valor para Broadway Malyan por ser una construcción de 1887, obra del arquitecto Ventura Vaca, cuya función desde su origen ha vertebrado el abastecimiento de la ciudad.  Por estar situado en el centro de Mérida, es una joya urbanística, muy valorada por los habitantes y visitado por los foráneos

Concepto de diseño

Partiendo de la idea de que el Mercado de Calatrava es una huella del tiempo donde pasado y futuro deben dialogar en armonía, el propósito ha sido generar un espacio único, cambiante y expresivo. Para ello, los volúmenes y materiales tradicionales, como el ladrillo visto de la fachada, la cubierta de madera, las columnas de hierro de forja, se han mantenido y potenciado combinándolos con elementos modernos que los reflejan e iluminan, como son las celosías y el techo en el patio principal. Un ejemplo de esta propuesta es el uso de los mosaicos romanos para crear patrones que delimitan las diferentes zonas y alturas del edificio.

La estructura de la planta, fiel al espacio central planeado por Ventura Vaca, estará lleno de vida y contendrá diversos usos conectados entre sí. Así, en el nuevo proyecto, el mercado tradicional se relaciona con los espacios gourmet, los locales comerciales con las zonas de restauración, y las zonas polivalentes con el interior y con las terrazas para la organización de eventos. Incluso se propone añadir usos más contemporáneos como un workhub.

En definitiva, pretende ser un espacio vivo e icónico, donde la memoria del lugar se disfrute desde una nueva perspectiva.

Un poco de historia

Ventura Vaca fue contemporáneo a la Revolución Industrial y la Exposición Universal de París. En el Mercado de Calatrava, el arquitecto quiso fusionar los paramentos o muros de carga de fábrica de ladrillo de influencia Neomudéjar con el hierro de fundición en los pilares y las cerchas de su interior, e incorporó pinceladas de color al conjunto mediante la cerámica que viste el perímetro de su cornisa exterior.

El propio autor concibió el Mercado de Calatrava de esta manera: “Por regla general estos edificios están exclusivamente dedicados al comercio de comestibles y no son frecuentados más que por ciertas clases de la sociedad. El lujo aquí sería completamente superfluo, así es que la condición esencial en este caso es la de dotar de un abrigo cómodo a los vendedores y compradores”.

Con la comodidad y el confort como puntos de partida, la propuesta de Broadway Malyan pretende actualizar su aspecto interior y crear una nueva configuración comercial que dinamice su funcionamiento. La propuesta es dotar al edificio de una nueva imagen que lo revitalice por completo.