Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Metrovacesa ha presentado hoy sus resultados financieros correspondientes al tercer trimestre de 2019. La compañía contabiliza 109 millones de euros de ingresos en los nueve primeros meses del año, lo que supone un incremento del 16% frente al mismo periodo de 2018. El EBIT fue de 6,7 millones de euros (vs los -6,8 millones de euros del mismo periodo del año anterior), el beneficio antes de impuestos de 1,9 millones de euros (vs los -6,8 millones de euros del tercer trimestre de 2018) y el beneficio neto de 0,1 millones de euros, frente a las pérdidas de 9,3 millones de euros del año anterior.

En cuanto a la posición financiera del grupo, a 30 de septiembre, la deuda neta se situaba en 83,3 millones de euros. Metrovacesa mantiene una gran solidez financiera con el menor ratio loan to value del sector, de un 3%.

Estos resultados se ven sustentados por los positivos avances en la actividad promotora. La compañía ha incrementado las pre-ventas de vivienda hasta 1.104 unidades, lo que supone un aumento de un 129% frente a los nueve primeros meses de 2018 y un ritmo de 4 ventas al día. De esta manera, cierra los nueve primeros meses del año con un libro de preventas acumulado de 533 millones de euros (equivalentes a 1.882 unidades). Del mismo modo, obtiene una cifra récord en licencias obtenidas, alcanzando las 2.242 unidades a cierre del tercer trimestre.

Por otro lado, destaca el sólido avance a nivel de ventas de suelo a lo largo del año. La compañía, ha alcanzado a 30 de septiembre los 78 millones de euros. Asimismo, ya ha firmado varias ventas en un contrato privado que se escriturará antes de final de año por valor de 28 millones de euros y cuenta con negociaciones adicionales abiertas actualmente. Todo ello permitirá superar el objetivo de 100 millones de euros en ventas de suelo fijado para 2019. Adicionalmente, la compañía tiene identificado un portfolio de potenciales ventas para los próximos años que podría alcanzar entre los 600 y los 700 millones de euros.

Por otro lado, el consejo de administración de Metrovacesa ha aprobado hoy una inversión de hasta 50 millones de euros para la compra de acciones propias, aprovechando así la oportunidad de inversión que representa el fuerte descuento actual de la acción con respecto al NAV.

Asimismo, Metrovacesa reafirma su compromiso de distribuir a los accionistas el 80% de la caja generada en su negocio operativo en calidad de dividendo.

Adaptación al contexto actual

Las actuales dinámicas del sector reflejan una desaceleración en el incremento de los precios de la vivienda frente al año pasado, así como periodos de venta más largos y un menor crecimiento de la demanda de vivienda por parte de los clientes individuales, influido por los cambios regulatorios y la incertidumbre política.

Por otro lado, los fundamentales de la demanda de vivienda a largo plazo se mantienen sólidos y observamos menos presión a nivel de costes de construcción. Adicionalmente, la demanda por parte de clientes institucionales es cada vez mayor, lo que los convierte en un sólido complemento para la actividad con clientes individuales. Un ejemplo de esta tendencia es el acuerdo de compraventa de un edificio de oficinas de 11.250m2 en Las Tablas (Madrid) que Metrovacesa ha firmado recientemente con el Grupo Catalana Occidente.

Esta operación se enmarca dentro de la estrategia para la desinversión de la cartera de suelo de la compañía y pone de manifiesto el liderazgo de Metrovacesa y su capacidad para adaptarse a las necesidades de un sector inmobiliario en constante cambio y evolución. La flexibilidad de su cartera de suelo, única en el mercado, permite a la promotora tomar ventaja de las oportunidades actuales y adelantar así sus objetivos de venta.

Metrovacesa reforzará su estrategia ante este escenario poniendo mayor foco en clientes institucionales, teniendo en cuenta que estos actores se han convertido en una importante fuente de demanda complementaria. Además, anticipará la venta de suelo tanto terciario, aprovechando el positivo ciclo actual del mercado de oficinas, como residencial. Por último, reforzará su operativa comercial, mejorando su estrategia multicanal y ampliando la red de agencias colaboradoras.