Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Metrovacesa ha conseguido un significativo avance urbanístico en uno de sus suelos estratégicos en la ciudad de Madrid. Concretamente, en la sesión del Pleno municipal celebrada hoy se ha acordado por unanimidad de todos los grupos políticos la Aprobación Provisional de la Modificación del Plan General de Ordenación Urbana para la creación del Área de Planeamiento Específico 08.17 “CLESA”.

Se trata del penúltimo paso del proceso urbanístico, que se prevé culmine con la Aprobación Definitiva por parte de la Comunidad de Madrid antes de que finalice el año.

Los objetivos principales del planeamiento, aprobado inicialmente en abril de 2019, son la conservación y puesta en valor del edificio original de la fábrica CLESA, una de las más reconocidas piezas de la arquitectura industrial española del siglo XX, y el desarrollo y transformación del resto de la parcela, generándose un nuevo espacio de centralidad y actividad económica para la ciudad. La propuesta de Modificación del Plan General plantea además el cambio de uso característico de la parcela propiedad de Metrovacesa, de uso industrial a uso de servicios terciarios, manteniendo la edificabilidad prevista en el Plan General de 88.702 m2 edificables.

La actuación, como consecuencia del proceso de información pública, ha sido objeto de algunos ajustes como la rebaja de la altura máxima y las áreas de movimiento de las futuras edificaciones, así como la ampliación de las cesiones de espacios libres, liberando suelo alrededor del edificio protegido mediante un gran espacio libre con un tratamiento vegetal y paisajístico que potenciará la singularidad del inmueble.

El proyecto supone una apuesta firme de Metrovacesa por la conservación y recuperación del patrimonio histórico arquitectónico y la regeneración del tejido productivo del entorno de Cardenal Herrera Oria. Para ello, desarrollará un complejo terciario de usos mixtos que compatibilice la actividad de oficinas con otros espacios de uso hotelero, comercial y residencial para estudiantes, entre otros.

Adicionalmente, el proyecto favorecerá la ampliación de la estación de cercanías de Ramón y Cajal, que proporciona al conjunto una inmejorable conectividad con otras redes estratégicas de Madrid (Nuevos Ministerios, Chamartín, Aeropuerto).