Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La Universidad Rey Juan Carlos de Madrid ha acogido este martes 14 de noviembre la jornada ‘Patologías de las humedades estructurales en la edificación’ en su campus de Fuenlabrada. Concretamente, han sido los alumnos de los grados de Fundamentos de la Arquitectura y Diseño Integral y Gestión de la Imagen los que han asistido a esta formación de la mano de Ricardo Cañada, especialista en patologías constructivas y rehabilitación integral de edificios, que les instruyó sobre las consecuencias de las humedades para los cimientos y la estructura de los edificios.

Durante esta jornada formativa, patrocinada por Murprotec, Ricardo Cañada abordó los tipos de humedades estructurales más frecuentes –condensación, filtraciones laterales y capilaridad– así como el origen, las consecuencias y las posibles soluciones que existen para erradicarlas de forma definitiva.

Estas jornadas que lleva a cabo Murprotec en universidades tienen como objetivo acercar a los estudiantes a la realidad sobre las patologías que hoy en día provocan las humedades estructurales en los edificios. Por ello, se les forma a través de los conocimientos de expertos y de experiencias reales con humedades en diferentes obras para que les orienten cuando -a la hora de su incorporación al entorno profesional- tengan que enfrentarse a un proyecto con esta problemática.

Tras la asistencia a la jornada, y después de llevar a cabo una prueba práctica online, los estudiantes recibirán un diploma por parte de Murprotec que acredita los conocimientos adquiridos sobre patologías de las humedades estructurales.

Consecuencias de las humedades

La importancia del tratamiento de las humedades estructurales radica en las consecuencias, muchas veces desconocidas, que tiene para la vida de las personas y de los edificios.

La realidad es que un muro de carga con humedad puede llegar a perder la mayor parte de su capacidad de carga, peligrando la estabilidad de los mismos debido a que se debilita la fuerza de cohesión de los elementos y materiales que constituyen dicho muro. Además, el contacto de esta superficie mojada con el aire hace que se produzca la oxidación de la pared, pudiendo llegar a ser un problema de notable gravedad. En estos casos extremos –en los que la estructura dañada por las humedades no soporta la totalidad del peso de la carga–, se puede llegar a un colapso estructural; es decir, en un derrumbe parcial o incluso total de la estructura o del edificio.

Otro efecto importante es el que tiene que ver con el consumo energético de los aparatos de calefacción: con la humedad en el hogar, éste se dispara.

La salud también es una de las consecuencias más importantes que nos concierne directamente: la humedad afecta a todos los habitantes de la casa, pudiendo llegar a provocar problemas respiratorios, alérgicos, dolores musculares e incluso enfermedades pulmonares. La humedad en las paredes es, además, el hábitat perfecto para el desarrollo de ácaros, hongos y bacterias.