Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El Museo de la Evolución Humana (MEH), con cerca de 12.000 metros cuadrados dedicados al origen del ser humano, gira en torno a la relación entre arquitectura y naturaleza, en este caso con el paisaje de la sierra de Atapuerca, perteneciente al Sistema Ibérico. Junto con el Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución y el Auditorio-Palacio de Congresos, conforman el nuevo perfil arquitectónico de la ciudad de Burgos. El MEH está proyectado teniendo presentes las relaciones entre arquitectura y naturaleza, siendo su destino el mostrar la evolución del…

Ver reportaje completo >>>>