Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El pasado 20 de diciembre en Valencia, se reabrió Samsha para dar lugar a la sorpresa y diversión en un espacio realmente innovador y transgresor. Una propuesta que invita a implicar los 5 sentidos de los comensales para dejarse envolver por un nuevo concepto de cocina a modo de espectáculo gastronómico.

Para entender mejor este concepto, entrevistamos a su protagonista, Víctor Rodrigo:

1. ¿Cómo definirías tu estilo culinario y las técnicas que aplicas para crear toda una experiencia gastronómica?

Lo definiría como una cocina libre, sin ningún tipo de regla, donde todo es posible porque no existen los parámetros establecidos; sólo pequeños retos a conseguir como intentar divertir a quien la introduce en su cuerpo, tanto a nivel visual como gustativamente hablando.

2. Después de 10 años, reabres tu restaurante en Valencia, ¿con qué cambios se encontrarán los comensales que vayan al nuevo Samsha?

Queremos que sea un sueño! Por eso hemos conseguido renovarlo todo. La idea no es sólo crear platos nuevos, sino que la propia experiencia gastronómica sea también completamente distinta… No hay mesa ni plato, en el nuevo Samsha la mesa y el plato se fusionan, creando un escenario gastronómico gracias la resistencia extrema de Neolith al rayado, manchas y altas temperaturas.

Los comensales además se convierten en espectadores, pudiendo disfrutar de este nuevo concepto que se obtiene de meter en una coctelera una sesión de DJ, un VJ, una galería de arte, un graffitero y toda mi creatividad. Un nuevo espectáculo que deja atrás la imagen de un restaurante típico para realzar aspectos que no se han tenido en cuenta en un restaurante hasta el día de hoy.

3. ¿Qué ha supuesto Neolith en este nuevo concepto de restaurante?

Creo que es la base para poder llevar a cabo la nueva experiencia de Samsha. Sin Neolith, no hubiéramos podido hacer desaparecer los platos. Es la superficie perfecta para crear sobre ella nuestra obra de arte comestible, ya que no se raya y es un material totalmente apto para el contacto directo con alimentos. Tampoco se quema ni absorbe ningún líquido, y encima es muy fácil de limpiar! Además, hemos optado por diseños muy diferentes para darle mayor personalidad al restaurante, desde modelos inspirados en mármoles a piedras basálticas en mesadas, pasando por los óxidos aplicado en el pavimento. Ya que para mí, la imagen de mis platos y de Samsha, es fundamental. Comienzo primero diseñando el plato, viendo cómo quiero que sea y definiendo su aspecto. A partir de ahí, me las ingenio para buscar todos los ingredientes, utensilios y técnicas necesarias para crearlo. Y justamente este mismo concepto lo he encontrado en Neolith; donde me consta que primero diseñan la pieza para que sea única y después, tras todo un complejo trabajo de investigación y desarrollo, la producen. Lo mismo ocurre en mi cocina, al final la satisfacción es mayor por el carácter único de la obra y el reto que supone crear cosas nuevas inexistentes en el mercado.

4. Comenzaste muy joven en esta profesión, ¿cómo crees que ha evolucionado en general el mundo de la cocina desde entonces, y especialmente la tuya?

Ha habido un cambio increíble desde entonces, la evolución ha sido imparable. Siempre he sido autodidacta y gracias a esto, he conseguido mi propio estilo por lo que cada vez que hacemos algo distinto, se reconoce como Samsha. Aunque he de decir que han habido momentos difíciles. Cuando empecé hace 10 años, era un desconocido y la gente estaba habituada a una cocina más clásica, pero con el tiempo logré darme a conocer por mi técnica. Después, vino la crisis y eso supuso quedarme yo sólo al mando de todo, cocinando, sirviendo e incluso fregando. Tras capear la crisis, unos años más tarde gané el concurso de Cocinero del Año en 2012 y en 2014 fui 4º finalista en Top Chef, pero puedo decir que siempre he mantenido mi esencia y mis propias técnicas haciendo lo que más me gusta y cómo a mí me gusta: innovando y creando constantemente platos únicos que salen de cualquier momento de inspiración.

5. Precisamente por ello se te considera un artista culinario, por aplicar distintas artes creativas en tu cocina, ¿qué importancia le das a los productos y materiales innovadores utilizados en ella?

Para poder crear una nueva experiencia necesitábamos un material que nos permitiese tener una base para poder emplatar directamente sobre la encimera de cocina, la cual tenía que tener cualidades organolépticas muy completas y sin duda, las hemos encontrado con Neolith. Un producto que nace también en Castellón, con la misma ambición que la nuestra de romper fronteras y estar presente en todo el mundo por su carácter tan innovador…

6. ¿Dónde y cómo te ves dentro de 10 años?

10 años, madre mía! con la intensidad de vida que llevo… no lo sé. Bueno, si lo sé! cocinando, sin duda alguna.

7. Tu gran sueño es…

Ya lo tengo. Es cocinar lo que quiero y cuando quiero y no parar de crear diversión para que la gente se divierta y entretenga con ello.